Microsoft tiene planes muy ambiciosos con sus HoloLens. La compañía anunció que planea llevar su dispositivo de realidad mixta a los coches, pero no está sola en su objetivo. Para lograrlo, los de Redmond han unido fuerzas con Volkswagen, una de las firmas automotrices más grandes e importantes del mundo, y parece que ya han comenzado las primeras pruebas.

Según comentan recogen en The Verge, la mejora para las HoloLens 2 ha sido desarrollada en colaboración con Volkswagen. Las gafas de realidad mixta de Microsoft comenzaron a ser usadas como una especie de pantalla de información dentro de los vehículos. Para ello, ambas compañías han tenido que desarrollar técnicas distintas para el sensor de movimiento del casco.

Uno de los principales problemas a los que se enfrentaron ambas empresas fue al "mareo" que sufrían las HoloLens. Aparentemente, el movimiento del vehículo podía causar que los sensores de las gafas entraran en conflicto. Lo que sucede es lo siguiente: la tecnología del dispositivo está echa para rastrear el movimiento de la cabeza en relación a un escenario estático. En un coche, sin embargo, existen elementos fijos (la estructura del vehículo) y otras que se mueven a su alrededor.

Una nueva tecnología sobre ruedas

Volkswagen se encontraba investigando el uso de cascos de realidad aumentada cuando descubrió el problema mencionado anteriormente. Tal y como comenta el citado medio, esta investigación tenía como fin "enseñar a los conductores a circular más rápido por un circuito de carreras". A mediados de 2018 comenzó la colaboración entre ambas compañías, quienes se pusieron manos a la obra para solucionar los inconvenientes que afectaban a los sensores de las HoloLens.

Tiempo después, lograron conectar las HoloLens a los coches, lo cual abrió un nuevo mundo de posibilidades. El vehículo puede mostrar información en tiempo real sobre la conducción y su entorno.

El sistema funciona mostrando objetos virtuales dentro y fuera del vehículo. Así, también puede proyectar un mapa virtual del área sobre el tablero, con flechas de navegación propias de un videojuego de carreras. Asimismo, es capaz de alertar a los conductores sobre un paso de cebra próximo usando peatones virtuales.

Volkswagen lleva ya un tiempo mostrando interés en la realidad aumentada para la conducción. De hecho, hace poco lanzaron sus vehículos eléctricos ID, los cuales llegan con una pantalla de RA capaz de proyectar datos del vehículo. Entre estos, encontramos instrucciones de navegación y la velocidad actual a la que te encuentras conduciendo. Esto facilita el manejo a los usuarios, dado que no tienen que apartar sus ojos de la carretera para obtener la información que necesitan.

La tecnología que impulsa la pantalla de realidad aumentada está instalada en el interior del tablero de instrumentos. Genera rayos que se transmiten desde una pantalla LCD a dos espejos situados en el parabrisas.

Para que la información se muestre a la distancia correcta, uno de los dos ordenadores centrales del coche calcula la ubicación precisa de cada dato. Por último, las representaciones de realidad aumentada se estabilizan y ajustan para ofrecer una visión total de cada símbolo y texto.

Volkswagen

Pronto podríamos ver las HoloLens en vehículos a gran escala

De momento, parece que no existen planes de llevar las HoloLens 2 al mercado global. Microsoft está centrándose en ofrecer su tecnología de RA a empresas por un precio nada barato de 3.500 dólares.

Asimismo, la compañía ha estado destinando sus HoloLens 2 a otro tipo de usos. Entre ellas tenemos empresas marítimas, un área que Microsoft cree que podría verse bastante beneficiada debido a la capacidad de conectar trabajadores y expertos en mecánica para diagnosticar problemas usando sus gafas de realidad aumentada. Además, Microsoft piensa revolucionar la tecnología militar con ellas.

A pesar de los rumores de la cancelación de las HoloLens 3, Microsoft ha negado reiteradamente esta noticia. Sin embargo, la división de las HoloLens ha sufrido una pérdida de 70 empleados durante el último año, y 40 de ellos se han pasado al lado de Meta en su proyecto para desarrollar el metaverso.