El día de ayer multitud de sitios web hacían eco de una fatídica noticia: Microsoft cancela sus HoloLens 3. De esta forma, todos los titulares aseguraban supuestos problemas dentro de la división de realidad virtual de Microsoft; afirmando que "fuentes cercanas a la compañía" habían ofrecido la información de primera mano. No obstante, desde The Verge recogen que no hay nada más lejos de la realidad (y esta vez, no una virtual), pues los de Redmond han salido a desmentir los rumores.

En recientes declaraciones desde su cuenta de Twitter, Alex Kipman, padre de las HoloLens e ingeniero de Microsoft, asegura que "HoloLens va muy bien". A su vez, Kipman hace referencia al reporte publicado hace apenas unos días; advirtiendo a todos los usuarios de la web que "no creas todo lo que lees en Internet".

Los reportes aseguraban que Microsoft no solo habría cancelado el desarrollo de sus HoloLens 3, sino que su predecesora, las HoloLens 2, también habrían detenido su producción y distribución. Kipman usa dichas "afirmaciones" para dar más sustento a su caso, comentando: "si buscas lo que dice internet también decían que habíamos cancelado #HoloLens2… las cuales la última vez que comprobé habíamos enviado con éxito".

Los rumores en torno a las HoloLens tienen un motivo

Alex Kipman con las HoloLens

Por su parte, los reportes asegurando la cancelación de las HoloLens llegaron poco después de que algunos trabajadores de Microsoft hablaran con Business Insider. Según comentaron a la web, existe cierta confusión e incertidumbre dentro de la división de Alex Kipman.

Asimismo, parece que el equipo detrás de las HoloLens ha ido perdiendo personal durante los últimos años. Sin ir más lejos, el mes pasado The Wall Street Journal reportaba que más de 70 trabajadores de la división de las HoloLens dejaron la compañía; mientras tanto, 40 de ellos se unían a las filas de Meta.

Esta última se encuentra en una carrera por desarrollar su Metaverso, una idea que Microsoft lleva un tiempo persiguiendo. De hecho, los de Redmond también llevan más de 10 años trabajando en unas HoloLens diseñadas específicamente para el gobierno de los Estados Unidos.

La compañía firmó en su momento un contrato de 21.880 millones de dólares. No obstante, el ejercito de Estados Unidos habría pospuesto la fecha en la que tenía pensado usar las gafas de Realidad Mixta de Microsoft, debido a que a día de hoy todavía están "plagadas de problemas de calidad y rendimiento".