Lo primero que muestran en el inicio del episodio “Trust” (11x15) de The Walking Dead (desde 2010), con un plano cenital que asciende y unas notas graves de cuerda de la banda sonora que ha compuesto el mismo Bear McCreary de Fundación (desde 2021), coincide con las imágenes escogidas para empezar “The Rotten Core” (11x14). Pero el responsable de aquella violencia, el desperdiciado Toby Carlson de Jason Butler Harner, se ha unido ahora al montón sanguinolento.

Con las interacciones de esta escena anterior a los títulos, debería quedarnos claro del todo que las amenazas a las que se enfrenta el grupo de supervivientes que había encabezado el Rick Grimes de Andrew Lincoln, quien más vale que vuelva en la tercera tanda de esta temporada final, no se parecen a ninguna de las que han encarado hasta el momento. Y lo más parecido a ellas lo podemos encontrar en la sexta de Fear the Walking Dead (desde 2015) y en World Beyond (2020-2021).

Pero ninguno de estos dos spin-off tenía a un antagonista ambiguo como el inquietante Lance Hornsby de Josh Hamilton, y su presencia jugosa supone un plus para la serie creada por Frank Darabont, director de esa inconmensurable película que es Cadena perpetua (1994), de The Majestic (2001) o de la desoladora La niebla (2007), y su showrunner actual, la californiana Angela Kang. Este personaje nos encandila como una de las mejores figuras de The Walking Dead.

El personaje más inquietante de la última temporada de ‘The Walking Dead’

AMC

Ahondar en las tribulaciones de alguien tan pétreo como el Mercer de Michael James Shaw, que comenzó de persona sin hogar en The Wire (2002-2008) nada menos y al que nunca indentificaríamos en el papel de Corvus Glaive durante Avengers: Infinity War (2018) y Endgame (2019), constituye todo un detalle para tratarlo con dignidad dramática. Porque su lealtad a los que presiden la Commonwealth parece estarse resquebrajando, pero no su sentido de la justicia.

El diálogo posterior entre la gran Carol Peletier y Ezekiel resulta casi conmovedor sin proponérselo. Un sentimiento muy diferente al que quieren provocarnos después sobre Lance Hornsby, gracias a una desasosegante partitura del mencionado Bear McCreary y de un primerísimo plano de Josh Hamilton que nos recuerda a aquel con el que termina el capítulo “The Lucky Ones” (11x12). ¿Será este sujeto el nuevo Gobernador de The Walking Dead?

Por fin nos descubren los pormenores específicos de la situación peliaguda que nos presentan en el flashforward con el que finaliza “No Other Way” (11x09), y no podemos decir que sea un punto álgido de la serie de AMC, pero tampoco que no se desarrolle de una manera razonable y satisfactoria según el libreto escrito por Kevin Deiboldt, quien solamente se había encargado de episodios de Borgia (2011-2014), Copper (2012-2013) y Kevin (Probably) Saves the World (2017-2018).

El inesperado giro final

AMC

La realizadora Lily Mariye, por su parte, nos ofrece un buen trabajo en “Trust”. Se trata de una veterana actriz en activo, a la que conocemos por su enfermera Lily Jarvik de Urgencias (1994-2009) sobre todo, y metida en la dirección desde el año 2000 con episodios de Mentes criminales (2005-2020) o The Terror (2018-2019), pero también un par de The Walking Dead: World Beyond (2020-2021), los titulados “Blood and Lies” (2x07) y “Returning Point” (2x08).

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

El guionista Kevin Deiboldt y la estadounidense saben jugar bien con las expectativas del público en una escena tensa a partir del flashforward, combinando la interpretación precisa de Josh Hamilton y su sonrisilla confusa con un contrapicado efectivo y un adecuado montaje. Y no es la única que nos obliga a cambiar de postura en nuestros asientos. Pero lo que de veras nos descoloca ocurre al final, un giro que mueve las piezas dramáticas hacia un cóctel peligroso.