Necesitábamos una explicación sobre el último descubrimiento del capítulo “Rogue Element” (11x11) de The Walking Dead, la serie de Frank Darabont sobre un apocalipsis zombi que se ha prodigado desde 2010 hasta la franquicia con varios spin-offs en curso y pendientes de estreno. Y es la secuencia de inicio de “The Lucky Ones” (11x12) la que nos la proporciona con la contraparte de lo que vimos al otro lado de las ondas hertzianas a partir de “Bonds” (10x09).

Una decisión narrativa muy razonable. No esperábamos nada distinto. Pero lo que sí llega a sorprendernos es la alusión imprevista a un personaje del pasado: la Deanna Monroe de Tovah Feldshuh, a la que conocimos en el episodio “Remember” (5x12). Lo que supone tanto como remontarse a los orígenes de Alexandria para la trayectoria de los supervivientes protagonistas.

Se va cociendo, por otra parte, lo que desencadenará la confrontación problemática e inaudita que nos revela un flashforward al final del capítulo “No Other Way” (11x09), y las reacciones a los tejemanejes de la Carol Peletier de Melissa McBride en “New Haunts” (11x10). Las cuales, como no podía ser de otra forma, nos recuerdan problemas políticos del mundo real y sus injusticias.

Un sutil punto de inflexión en la recta final de ‘The Walking Dead’

AMC

“The Lucky Ones” se revela como un episodio deliberativo de The Walking Dead, en el que los personajes principales deben considerar las opciones que se les presentan para construir el futuro. Pero con los mismos pensamientos en sus caletres siempre que han tratado con personas nuevas: una desconfianza invencible por lo que han aprendido en numerosas ocasiones del modo más difícil.

De hecho, se refieren a momentos distintos de lo que llevan a las espaldas. Quizá porque el encuentro con la Commonwealth constituye un punto de inflexión en la trama de la serie de la AMC, y mirar atrás para seguir adelante ahora sirve para brindarnos un desarrollo verosímil de lo que piensa el Daryl Dixon de Norman Reedus, la Maggie Rhee de Lauren Cohan o el Eugene Porter de Josh McDermitt.

Con esta esencia dramática serena, la planificación visual es de ese mismo estilo, y se la debemos a la directora estadounidense Tawnia McKiernan, que ha realizado capítulos de más de cincuenta series, como The Closer, Mentes criminales y Cobra Kai, pero solo uno anterior en la franquicia: “Damage from the Inside” (6x07), de Fear the Walking Dead. Sabe manejarse bien aquí, en cualquier caso.

Rompiendo la calma del apocalipsis zombi

AMC

Los zombis y su uso como sacos sanguinolentos no faltan en “The Lucky Ones”, por si algún espectador lo extrañase y se le ocurriese tildar al episodio de aburrido. Insensibles hay, sin duda; y no les remueve lo que ha aportado la guionista Vivian Tse, productora desde “Lines We Cross” (10x01), responsable de la escritura de seis capítulos previos de The Walking Dead a partir de “Stradivarius” (9x07).

Porque, si en esta ficción televisiva de la AMC tenemos a alguien lo suficientemente patético, ese no puede ser otro que el mencionado Eugene Porter. Y, si “Rogue Element” fue emocionalmente intenso para él, en la presente entrega nos brindan una escena conmovedora sobre este hombre extraño, redicho, que no ha podido ser consciente casi nunca lo que significa encajar en un grupo.

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

Sin embargo, el sosiego de “The Lucky Ones”, que no han podido romper ni los zombis porque estamos acostumbradísimos a ellos a estas alturas, se evapora en el cierre a causa de Lance Hornsby, al que interpreta Josh Hamilton. Ya le habíamos reconocido como un manipulador peligroso e inclemente en The Walking Dead; ahora se muestra verdaderamente inquietante. Preparémonos, que vienen curvas.