La escena de apertura de Las luminosas, la serie de Apple TV+ creada por Silka Luisa según la novela del mismo título de Lauren Beukes (2013), logra incomodarnos de la misma manera que el cuento Un día perfecto para el pez banana, de J. D. Salinger (1948), pero con una esencia distinta. Y, a partir de una sola frase, apunta hacia dónde van los tiros de su trama fantástica o ciencia ficción, por lo que se muestra muy hábil en su economía narrativa para este propósito.

Por otra parte, desde que la vemos en pantalla dando vida a Kirby, la californiana Elisabeth Moss vuelve a demostrar que es una fuerza imparable de la naturaleza como actriz. Algo que no se puede señalar en muchas de sus colegas y que, en cualquier caso, resulta indiscutible por su Zoey Bartlet en El ala oeste de la Casa Blanca (1999-2006), la Peggy Olson de Mad Men (2007-2015) o, sobre todo, su monumental June Osborne en El cuento de la criada (desde 2017).

La forma sutil en que nos van proporcionando detalles sobre el meollo de la historia en la que está envuelto su personaje inseguro, y las propias características de los mismos, logran atraer poderosamente nuestra atención. En especial, aquellos bastante extraños. Así que los enigmas que se plantean sirven muy bien para que estemos dispuestos a quedarnos ante Las luminosas y que Silka Luisa y su equipo resuelvan las dudas que nos han despertado.

Del interés al entusiasmo con Elisabeth Moss

Apple TV+

Se toma su tiempo para desarrollar la intriga porque no se trata de ningún procedimental mediocre, y sabe golpearnos con giros sorprendentes pero llenos de coherencia que, para asombro del respetable, nos hacen acordarnos de ciertas circunstancias que se están desenvolviendo en el Universo Cinematográfico de Marvel. O de Frequency, película de Gregory Hoblit (2000) injustamente olvidada y de la que The Caller (2011) y su remake El teléfono (2020) son remedos tristes.

La planificación visual de la directora Michelle MacLaren, que se ha curtido en series del calibre de The X-Files (desde 1993), Breaking Bad (2008-2013), Juego de tronos (2011-2019) o The Leftovers (2014-2017), y compañía es adecuada pero no esplendorosa. Despunta a veces por el uso de primeros planos borrosos que se aclaran con lentitud, y se beneficia del montaje ligero firmado por Blake Maniquis, habitual de Narcos: México (2018-2021), y Hugo Díaz, de Masters of Sex (2013-2016).

Por la misma intensidad en la interpretación de Elisabeth Moss, productora ejecutiva de Las luminosas como Leonardo DiCaprio y la propia Lauren Beukes, los descubrimientos nos entusiasman más de lo que hubiéramos creído. Wagner Moura, por su parte, convence con su Dan Velázquez; y el británico Jamie Bell compone a un personaje muy distinto a los que suele escoger, con un empeño minucioso para inquietar a los espectadores por su sola presencia.

‘Las luminosas’, entre lo mejorcito de la temporada

Apple TV+

Según comprendemos conforme avanza, la serie de Silka Luisa para Apple TV+ se asemeja a Counterpart (2017-2019) en el sentido de que los ingredientes extraordinarios, aunque se hallan en el fondo del misterio y sobre los mismos versan las revelaciones más espectaculares, parecen una excusa para armar el argumento de género específico. Sobre espionaje en aquella y crímenes en Las luminosas. Y su capacidad para atraparnos depende en gran medida de ello.

Sus guiones, ladinos, juguetean con el pasado, el presente y el futuro sin que nos percatemos de entrada, un aspecto muy razonable por el corazón fantástico de la narración. Y con nuestras expectativas en instantes de abrir mucho los ojos y asirse al asiento con fuerza por lo que llegamos a temer que ocurra. De este modo y gracias al decente conjunto audiovisual y la urdimbre del relato, nos absorbe y nos chifla. Haceos un favor y ved Las luminosas. No os arrepentiréis.