Cuando uno se dedica al periodismo cinematográfico, al análisis divulgativo de largometrajes, series de televisión y la actualidad más significativa de la industria global (siempre que el público objetivo del medio se lo permite), una de las cosas que hace aparte de tener un archivo de visionados es buscar las mejores obras de cada temporada; sin desentenderse de lo que se estrenó en las anteriores y que se haya podido perder. A separar el grano de la paja con un criterio honesto, en definitiva. Y Estación Once (Patrick Somerville, 2021), sin duda, no es paja.

La adaptación a miniserie de la novela escrita por Emily St. John Mandel (2014) se revela una de las más jugosas del año pasado. Sus diez episodios construyen un extraño drama poliédrico igual que quien va armando un puzle en el que las piezas, siempre interesantes y colocadas con una narración no lineal, son momentos decisivos en la vida de personajes como Kirsten Raymonde (Matilda Lawler y Mackenzie Davis), Jeevan Chaudhary (Himesh Patel), Clark Thompson (David Wilmot), el Profeta (Daniel Zovatto) o Miranda Carroll (Danielle Deadwyler).

Pensando en ‘The Leftovers’ al ver ‘Estación Once’

HBO

Los que disfrutamos tantísimo con esa locura maravillosa que es The Leftovers (Damon Lindeloff y Tom Perrotta, 2014-2017), que también se basa en una novela con el mismo nombre del segundo (2011), reconocemos ciertos ingredientes de su esencia en Estación Once. Ambas relatan las consecuencias psicológicas y emocionales de un espantoso evento ocurrido a escala mundial para sus protagonistas, por ejemplo; en la creada por Patrick Somerville, bastante más devastador pese a su espíritu luminoso en mayor grado.

Las dos ficciones abordan las distintas perspectivas que tienen los que quedan ante lo sucedido. The Leftovers, en cuanto a los terribles derroteros de la fe; y Estación Once, como la de Damon Lindeloff y Tom Perrotta, sobre la esperanza, el peso del pasado y qué hacer con el futuro. En las dos hay un dolor desmedido, elecciones sectarias y propuestas alucinantes en ciertos capítulos: “International Assassin” (2x08) y “The Most Powerful Man in the World (and His Identical Twin Brother)” [3x07], en la una, y “Goodbye My Damaged Home” (1x07), en la otra.

El trabajo de sus elencos es delicioso. Como el que hizo inolvidables a Kevin Garvey (Justin Theroux), Nora Durst (Carrie Coon), Matt Jamison (Christopher Eccleston), Laurie Garvey (Amy Brenneman), John Murphy (Kevin Carroll) o la increíble Patti Levin (Ann Dowd). Pero lo más relevante en lo que se parecen The Leftovers y Estación Once es que sus guionistas saben provocarnos un gran asombro por las decisiones excéntricas que toman y, en especial, porque ambas series televisivas, en HBO Max, poseen la extraordinaria virtud de lo impredecible.