El canadiense James Cameron se toma su tiempo para abordar sus siguientes proyectos cinematográficos desde que obtuvo un éxito inconcebible con Titanic (1997), una película que se convirtió en la más taquillera de la historia hasta ser desbancada por Avatar (2009), también suya, y que igualó en número de Oscar a Ben-Hur (1959) antes que El Señor de los Anillos: El retorno del rey (2003).

Se supone que el director de Mentiras arriesgadas (1994) estuvo desarrollando su primer largometraje sobre el planeta Pandora hasta que le satisfizo la tecnología de captura de movimiento y de animación digital. Y, por el mismo motivo, con Avatar 2, cuyo estreno está programado para el próximo mes de diciembre, ha preferido demorarse para conseguir el mismo realismo visual que desea bajo el agua.

“Parte de mi enfoque en la segunda película estará en la creación de un entorno diferente, un escenario diferente de Pandora”, dijo James Cameron en abril de 2010 a Los Angeles Times. “Voy a centrarme en el océano de Pandora, que será igual de rico, diverso, loco e imaginativo, pero sin ser una selva tropical. No digo que no volvamos a ver lo visto anteriormente, sino que veremos más”.

20th Century

Películas de Netflix para amenizar la espera de ‘Avatar 2’

Mientras aguardáis el estreno en cines de Avatar 2, por no hablar de las otras tres continuaciones que tiene planeadas el realizador norteamericano hasta 2028, os proponemos unas cuantos largometrajes de ciencia ficción que merece mucho la pena ver en Netflix. Aunque la original sobre los Na’vi, tanto como las secuelas o Aliens: El regreso (1986) y la mencionada Titanic, podréis encontrarlas en Disney+.

Ciencia ficción de Steven Spielberg y el propio James Cameron

Para empezar, otra de James Cameron: Terminator 2: El juicio final (1991), con la que el canadiense superó a su antecesora (1984) gracias a una adecuada vuelta de tuerca sobre el antagonista que fue el personaje de Arnold Schwarzenegger, un espectáculo mejorado de acción y sin algunas inverosimilitudes que la otra sufría, escenas icónicas para los cinéfilos y el curioso villano de Robert Patrick.

Pese a que no se encuentra entre las más valoradas por la crítica de Steven Spielberg, lo cierto es que a La guerra de los mundos (2005) no se la salta un galgo. Esta adaptación del libro del novelista británico H. G. Wells (1898), no solo es capaz de mantenernos en una tensión férrea durante todo su metraje, con una planificación visual portentosa, sino que hasta consigue ponernos la piel de gallina en Netflix.

Paramount

2009 fue un año estupendo para el género de ‘Avatar 2’

En 2009, para lo que nos interesa, no se estrenó únicamente Avatar, gloria de la taquilla y aventura brillante de ciencia ficción. Star Trek, esa especie de reinicio firmado por J. J. Abrams, venía precedida por un tráiler apabullante que no llevaba a engaño: el décimo filme de space opera con la nave Enterprise se encuentra entre los más interesantes, entretenidos y sobrecogedores de la saga.

Luego vendría la traslación a la pantalla pequeña con la miniserie de Damon Lindelof para HBO (2019), pero Zack Snyder fue el primero que quiso atreverse con Watchmen, la película basada en el reputado cómic de Alan Moore y Dave Gibbons (1986-1987) con la que, por sus habituales modales estilísticos y sus hermosas imágenes barrocas, logró una propuesta que hipnotiza a los espectadores.

Y Distrito 9, también en Netflix, constituye un buen ejemplo de que las alegorías no tienen por qué estar pasadas de moda si se hacen con ingenio. Remake de su propio corto Alive in Joburg (2005), este thriller de ciencia ficción de Neill Blomkamp nos arranca sonrisas por su sátira inicial y maniobra hasta ofrecernos una acción impresionante y, sin previo aviso, incluso momentos dramáticos conmovedores.

Paramount

Otras tres adaptaciones y una sorpresa española en Netflix

Los conceptos de Avatar no resultan especialmente perturbadores. Al contrario que los de Predestination, el filme con el que Michael y Peter Spierig (2014) traducen al séptimo arte el relato “—Todos ustedes, Zombis—” de Robert A. Heinlein (1959) y nos dejan patidifusos debido a la jugosa trama de viajes en el tiempo que se desarrolla y, sobre todo, las sorpresas inconcebibles que entraña.

Y en esta lista no pueden faltar dos aportaciones de Denis Villeneuve, compatriota de James Cameron. Primero, La llegada (2016), emocionante adaptación de un cuento escrito por Ted Chiang y titulado “La historia de tu vida” (1998); y después, Blade Runner 2049 (2017), continuación de la icónica película de Ridley Scott (1982), a partir de la novela ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, de Philip K. Dick (1968), y a su misma altura.

Pero, si hay una recomendación asombrosa de Netflix que deba incluirse aquí, esa es El Hoyo, una singularísima contribución del bilbaíno Galder Gaztelu-Urrutia (2019) que privota entre el desconcierto y la conmoción, de la que se estuvo hablando durante semanas tras lanzarse en la plataforma y que le chifla a Vincenzo Natali, director de Cube (1997), por sus puntos comunes. Para no perdérsela.

Zentropa