La invasión rusa a Ucrania ha tomado un nuevo giro en los últimos días. Tras el anuncio de sanciones económicas a Rusia por parte de la Unión Europea y otros países, las grandes tecnológicas han entrado a la batalla en diversos niveles.

Compañías como Twitter, YouTube o Facebook han tomado acciones para limitar el alcance de los medios rusos, así como también para combatir la desinformación. Otras, como Microsoft, colaboran con el Gobierno de Ucrania y la OTAN para hacer frente a los ciberataques contra objetivos clave del gobierno, individuos y organizaciones de ayuda humanitaria.

Desde el comienzo del conflicto, oficiales ucranianos exigieron a las grandes tecnológicas tomar una postura. Por su parte, Rusia las amenazó con prohibir la publicidad en sus servicios — o bloquearlas definitivamente — si no se adhieren a una nueva regulación que les exige contar con representación oficial en el país.

La respuesta de las Big Tech ha sido variada, ya que si bien han cargado del lado occidental, también han cumplido las reglas del Kremlin para no ver afectado su negocio en ese país.

Google

Google anunció hoy el bloqueo de los canales de YouTube de RT y Sputnik en Europa y Estados Unidos. La medida no afecta otras regiones — como América Latina — donde se pueden visualizar los canales en inglés y español de los medios oficialistas.

Esta es la medida más "agresiva" de la empresa, que anteriormente solo se había limitado a pausar la monetización o bloquear publicidad relacionada con la guerra en YouTube. La tecnológica también deshabilitó los datos de tráfico en vivo de Google Maps en Ucrania para proteger a su población.

En contraste, miles de usuarios se han volcado a Google Maps para alertar a los habitantes de Rusia sobre la guerra en Ucrania. Ante la sospecha de una censura de la administración de Vladimir Putin, los activistas digitales dejan mensajes y publican fotografías del conflicto en las reseñas de negocios en Rusia.

Facebook

Al igual que Google, Meta implementó la restricción a RT y Sputnik en todas su plataformas. Tras el veto a los medios rusos por parte de la Unión Europea, la empresa de Mark Zuckerberg tomó la decisión de prohibir el acceso en el Viejo Continente.

Durante el fin de semana, Meta dijo que prohibiría la publicidad de medios oficiales de Rusia y se comprometió a combatir la desinformación. Esto último es algo complejo, ya que si bien se identificó una campaña rusa enfocada a divulgar información falsa sobre la guerra de Ucrania, las fake news son el talón de Aquiles de Facebook desde hace varios años.

Twitter

La respuesta de Twitter coincide con Google y Meta. La empresa se ha dedicado a combatir la desinformación y confirmó la suspensión de publicidad en Ucrania y Rusia. Durante los primeros días del conflicto, la red social implementó avisos con enlaces a un Momento que incluye consejos de seguridad para los afectados.

Twitter también anunció que revisaría de manera proactiva los tweets para detectar manipulación de la información. En el caso de los tweets provenientes de medios ligados al gobierno ruso — como RT — se incluyen etiquetas de advertencia.

De acuerdo con Yoel Roth, jefe de integridad del sitio en Twitter, etiquetar los tweets es otra forma de agregar contexto útil a las conversaciones. La empresa dejó claro desde el comienzo de la guerra que su prioridad era mantener segura a la población.

Microsoft

Credit: Matti

Microsoft confirmó ayer que ayudaría a Ucrania a protegerse de los ciberataques. El presidente de la compañía, Brad Smith, detalló un plan para detectar amenazas e instruir a organizaciones del Gobierno y la OTAN para hacer frente a ellas.

La empresa de Redmond detectó diversos ataques desde el inicio de la invasión y ha actualizado sus herramientas de seguridad. Del mismo modo, dijo que eliminaría las aplicaciones de RT de la Microsoft Store y que restringiría las búsquedas en Bing para RT y Sputnik.

Apple

Apple es la última empresa que ha tomado medidas contra Rusia. Al comienzo de la escalada bélica, Mykhailo Fedorov, viceprimer ministro de Ucrania, envió una carta a Tim Cook pidiendo su apoyo. El CEO de Apple respondió en un tweet que estaban haciendo todo lo posible para ayudar los esfuerzos humanitarios.

Cinco días después de la solicitud de ayuda, la empresa de Cupertino ha dado un golpe sobre la mesa. Apple frenará la venta de productos en Rusia y eliminará las aplicaciones de RT y Sputnik News de la App Store de casi todos los países, excepto Rusia. Al igual que Google, Apple también eliminará los datos de tráfico e incidentes de Apple Maps en Ucrania.

La respuesta de Rusia

Las grandes tecnológicas no son las únicas que han tomado medidas. El Gobierno de Vladimir Putin respondió con un bloqueo directo a Twitter en un intento por frenar la información sobre la invasión a Ucrania.

Oficiales rusos también restringieron el acceso a Facebook y otras aplicaciones de Meta ante la implementación de etiquetas en publicaciones realizadas por los medios del estado como RIA Novosti, Lenta.ru y gazeta.ru.

Rusia también ordenó a Google restringir el acceso a información publicada en Google Ads ya que mostraban datos incorrectos sobre las bajas sufridas por el ejército ruso. El gobierno trata de extender la estrategia de manipulación que ejerce sobre los medios locales, a quienes se les prohíbe usar la palabra invasión.