La sombra de la desinformación y las cuentas falsas vuelven a planear sobre Facebook. Esta vez no en el contexto de las elecciones de Estados Unidos, aunque Rusia sigue estando más presente que nunca. La guerra de Ucrania ha supuesto un nuevo reto para la plataforma, de la ahora llamada Meta, y sus esfuerzos -en algunas ocasiones discutidos- por luchar contra la información falsa y la seguridad.

Facebook anunció este domingo que ha descubierto una campaña proveniente de Rusia contra el gobierno de Ucrania, en la que han propagado información falsa y han intentado hackear a periodistas y militares ucranianos. La compañía afirmó que el impacto de esta campaña ha sido menor del que podría haber sido si no lo hubieran descubierto en etapas tempranas.

Específicamente, el Gobierno de Rusia habría creado cerca de 40 cuentas, páginas y grupos en Facebook e Instagram, en los que divulgaron información falsa sobre la guerra de Ucrania como que el país es un estado fallido. A través de perfiles falsos, el objetivo era hacerse pasar por medios de comunicación independientes para fomentar la desinformación.

Las cuentas falsas dentro de la campaña rusa llegaron a publicar en otras redes sociales, como Twitter, YouTube, Telegram y las plataformas rusas VK y Odnoklassniki, informó The Washington Post. En Facebook, tuvieron cerca de 5000 seguidores, aunque la empresa no ha dado detalles sobre cuántas personas interactuaron con las mismas.

Los perfiles falsos de supuestos medios independientes fueron bloqueados y Meta anunció que encontró enlaces a otra red de cuentas falsas que fue eliminada en 2020, en el contexto de las elecciones de Estados Unidos. Se trata de dos organizaciones de medios, llamadas NewsFront y SouthFront, que están en la región de Crimea y que Estados Unidos sancionó por fomentar la desinformación. Al parecer, esta red tendría vínculos con los servicios de inteligencia rusos.

Hackeos en medio de la guerra de Ucrania

Por otro lado, Meta afirmó que también ha logrado frenar los intentos de hackeos a periodistas, militares y figuras públicas en Ucrania. Al parecer, el grupo de hackers llamado Ghostwriter estaría detrás de los ataques de phishing, con los que intentan tomar el control de las redes sociales y correos electrónicos de los afectados.

Meta ha alertado a las personas en Ucrania que han podido estar afectados por los hackers, pero no ha dado información sobre sus identidades o si lograron su objetivo.

Desde que empezó la guerra de Ucrania, Facebook ha tomado medidas como restringir las operaciones de medios rusos como Russia Today (RT). El medio ha sido bloqueado en Ucrania -a petición del Gobierno- y ya no pueden ganar dinero con la publicidad. Incluso la Unión Europea ha vetado a RT, así como otros procedentes de Rusia, por sus campañas de desinformación. En Rusia, como respuesta a las acciones de Facebook, se ha limitado el acceso de la plataforma.

Netblocks, grupo de la sociedad civil que monitorea el tráfico de internet en todo el mundo, informó el domingo por la noche que Facebook había sido restringido por los proveedores rusos. No ha sido, no obstante, bloqueado por completo, y los contenidos no se cargan o lo hacen a una velocidad extremadamente lenta.

Vuelva la pesadilla de la desinfoemación

La guerra de Ucrania ha sido el nuevo escenario para que la sombra de la desinformación rusa vuelva a planear sobre Facebook. Una pesadilla que empezó en las elecciones de Estados Unidos en 2016, en las que Donald Trump ganó la presidencia. También en 2014, cuando empezó la crisis en Ucrania por el famoso Euromaidán.

Los esfuerzos de las plataformas como Facebook para frenar las campañas fueron, en primera instancia, insuficientes porque no llegaron a tiempo. Parece que, al menos en este caso, se ha desmantelado la red antes de que pueda hacer más daño. Los expertos en seguridad de empresas como Facebook han tenido mucho tiempo para analizar cómo trabajan estas redes. Es cierto que las estrategias de desinformación son, en algunos casos, muy obvias. Pero la amenaza no ha cesado y los peligros de Rusia en lo que respecta a la desinformación siguen más presentes que nunca. Está por ver si Facebook conseguirá frenar todos los intentos del Kremlin por propagar sus mentiras.