En días recientes, y debido a los alarmantes acontecimientos que involucran a Ucrania y Rusia, diversas plataformas sociales comenzaron a tomar medidas para evitar la difusión de información falsa y propaganda, que suele incrementarse en este tipo de eventos. En el caso de Facebook, impusieron algunas restricciones a los medios respaldados por el Kremlin. Sin embargo, el gobierno de Vladimir Putin no se ha quedado con los brazos cruzados.

Este viernes, el organismo ruso responsable de regular las telecomunicaciones e internet en el país, anunció que limitará "parcialmente" el acceso a Facebook. La medida, de hecho, entrará en vigor a partir de hoy, según informó la agencia de noticias rusa RIA Novosti (vía Vice). La orden menciona, además, que Facebook ha incurrido en violaciones a los derechos y libertades de los ciudadanos de Rusia, razón suficiente para actuar en consecuencia.

De momento, eso sí, se desconoce cuál es el alcance que tendrá dicha limitación. Seguramente durante el transcurso del día tendremos más información al respecto. Facebook tampoco se ha pronunciado sobre las acciones del organismo ruso.

Entre los medios que resultaron afectados por las restricciones de Facebook se encuentran el ya mencionado RIA Novosti, Lenta.ru y gazeta.ru.

Otra tensión más entre Rusia y Facebook

Cabe señalar que esta no es la primera vez que hay tensión entre Facebook y Rusia en la época reciente. En septiembre del año anterior, un tribunal de Moscú acusó a Facebook, Twitter y Telegram de no eliminar contenidos que están prohibidos en el país. Ante tal situación, las tres plataformas recibieron multas.

En el caso de Facebook, se vieron obligados a pagar 280.000 dólares, mientras que Twitter y Telegram hicieron lo propio con 68.500 y 123.000 dólares, respectivamente. En el pasado, Rusia ya había cargado contra compañías como Google, WhatsApp y TikTok por situaciones similares.

Además, es bien sabido que el gobierno de Putin quiere que las plataformas sociales almacenen los datos de sus ciudadanos dentro del país, y no en servidores localizados en el extranjero. Incluso han intentando que las empresas tecnológicas abran oficinas en el país, lo cual todavía no ha sucedido.