Que una película logre el mismo éxito de Spider-Man: No Way Home (Jon Watts, 2021), la vigésima séptima del Universo Cinematográfico de Marvel, no implica necesariamente que tanto los cinéfilos como la prensa especializada vayan a dedicarse a desmenuzar hasta el detalle más minúsculo para que no quede ningún comentario sin hacer sobre ella. Se necesita algo más que eso, sin duda.

Tratarse de una de las continuaciones de la saga fílmica con mayor seguimiento del público en los últimos años, muy en especial, con otros hitos de taquilla como Avengers: Infinity War o Endgame (Joe y Anthony Russo, 2018, 2019). Se podría decir que No mires arriba (Adam McKay, 2021) también ha recibido mucha atención, pero no al nivel de la nueva aventura de Peter Parker (Tom Holland).

Y, si antes hemos hablado de lo que significa que entren en el Universo Cinematográfico de Marvel personajes de otras adaptaciones a través del filme, de su huevo pascua acerca de Thor: Ragnarok (Taika Waititi, 2017) o la posible explicación respecto a un desliz narrativo sobre Electro (Jamie Foxx), ahora toca ocuparse del agujero de mayor envergadura en Spider-Man: No Way Home.

¿Un hechizo inverosímil del Doctor Strange?

Marvel Studios

Después de que J. Jonah Jameson (J. K. Simmons) divulgase un vídeo en el que Mysterio (Jake Gyllenhaal) revelaba que la identidad del superhéroe de Nueva York y se montase la de Peter Parker es el trepamuros, el muchacho acude al Doctor Strange (Benedict Cumberbatch) para que haga olvidar al mundo con algún hechizo esa misma información y se solucionen los problemas derivados de ella.

Pero el asunto se descontrola y los que saben el secretito de otros universos paralelos se meten en el de los Vengadores, lo que incluye a varios villanos —el Duende Verde (Willem Dafoe), el Doctor Octopus (Alfred Molina), Lagarto (Rhys Ifans), el Hombre de Arena (Thomas Haden Church) y el mencionado Electro— y a los hombres araña de los filmes de Sam Raimi (Tobey Maguire, 2002-2007) y Marc Webb (Andrew Garfield, 2012, 2014).

Y el Hechicero Supremo lo soluciona provocando que nadie recuerde al propio Peter Parker con otro conjuro final, a petición suya. Menudo drama para él; un sacrificio considerable. Pero, claro, una modificación de las mentes de las personas de todo el planeta no implica eliminar también las evidencias físicas ni digitales de que nuestro protagonista atribulado existe. ¿Debemos verlo como una pifia de guion?

Las respuestas no cabían en ‘Spider-Man: No Way Home’

Tranquilos en las butacas. “Hablamos un montón sobre eso y no podemos divulgar mucho”, ha reconocido el guionista Chris McKenna en una entrevista con Akeem Lawanson para IGN, aquella en la que se refieren también sus planes para enseñarnos las consecuencias de ese hechizo en otros universos. “Y diré que responder esas preguntas al final de la película parecía que sería demasiado”.

“Así que espero que sea uno de esos detalles que siento que hubiera sido un puente demasiado lejano para que tengamos que explicarlo en esta película”, continúa el estadounidense, suponemos que con los 148 minutos de metraje que ya suman las secuencias de Spider-Man: No Way Home. E insiste: “Créanme, tenemos respuestas, pero no creo que estemos... No tenemos permitido divulgar eso”.

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

Su colega Erik Sommers, con el que ha escrito además Spider-Man: Homecoming (Jon Watts, 2017), Ant-Man y la Avispa (Peyton Reed, 2018) o Lejos de casa (Watts, 2019), lo corrobora: “Deliberamos mucho. ¿Será algo así como en Regreso al futuro [Robert Zemeckis, 1985-1990]? ¿La gente desaparecerá de las fotos? ¿Los objetos físicos se esfumarán...? Todas estas cosas”.

Akeem Lawanson comenta entonces que, de momento, escoge imaginarse un enfoque narrativo así hasta que se estrene la cuarta película centrada en el Spider-Man de Tom Holland en el Universo Cinematográfico de Marvel. “Puedes trabajar con eso hasta que obtengas nueva información”, le contesta Erik Sommers de inmediato. Lo que tendrá que servirnos a nosotros también. Paciencia.