Elon Musk ha manifestado su absoluto desacuerdo con el bloqueo de medios de comunicación controlados por el gobierno de Rusia, como lo son Russia Today o Sputnik. Además ha explicado que no lo hará en el servicio de Starlink.

Tras la invasión a Ucrania por parte de Rusia, la Unión Europea tomó la decisión de vetar a Russia Today y otros medios similares "para terminar con sus "mentiras y desinformación", además de describirlas "como maquinarias mediáticas del Kremlin", en palabras de Ursula von der Leyen. "Ya no podrán difundir sus mentiras para justificar la guerra de Putin y sembrar división en nuestra unión", sentenció. Empresas como Google/YouTube secundaron la decisión y terminaron bloqueándolos en todo el mundo. Blanquear una guerra tiene su precio. Apple, Microsoft, Twitter y Meta han hecho lo mismo.

Pero Elon Musk no parece estar nada de acuerdo con impedir el acceso a información, sea cual sea, venga de donde venga. "Soy un absolutista de la libertad de expresión", comentó en su cuenta de Twitter. "Desde algunos gobiernos han pedido a Starlink que bloqueemos medios rusos. No lo haremos a menos que me apunten con una pistola".

Cuando alguien le contestó que algunos medios rusos son propaganda, Elon Musk contestó: "todos los medios son parcialmente propagandísticos. Algunos más que otros". La decisión parece estar tomada y cualquier persona que quiera ver Russia Today en la Unión Europea puede acceder usando una VPN o conectándose a internet por medio de Starlink.

El protagonismo de Elon Musk en la guerra de Ucrania

Elon Musk ha tomado bastante protagonismo en la invasión a Ucrania por parte de Rusia. Sobre todo después de aceptar el pedido del vice primer ministro y ministro de transformación digital de Ucrania, Mykhailo Fedorov, de activar el servicio de Starlink en el país y el envío de antenas.

Y, aunque es bastante improbable que Ucrania se quede sin internet, las antenas para conectarse a los satélites de Starlink enviadas por Elon Musk ayudarán a que ciertas regiones del país tengan internet, sobre todo en el este del país.

Después, el pasado 9 de marzo, Ucrania recibió un segundo camión lleno de antenas de Starlink enviadas por Elon Musk y empleados de Tesla en Europa. Fedorov agradeció el gesto, a lo que el CEO de SpaceX respondió que también envió adaptadores de corriente para conectarlo directamente al coche, packs solares y generadores para "aquellos lugares donde no hay electricidad disponible".

Elon Musk también ha opinado sobre la cada vez mayor escasez de gas y petróleo, ha tenido conversaciones con el presidente de Ucrania, ha abogado por el reinicio de plantas nucleares en Europa y ha advertido sobre la posibilidad que las antenas de Starlink se conviertan en blancos de bombardeos rusos.