Elon Musk advierte de los peligros de usar Starlink en Ucrania. Lo hace días después de responder al llamamiento del viceprimer ministro ucraniano, Mykhailo Fedorov, quien pedía activar el servicio en el país. Tres días más tarde llegaba un camión entero de antenas para acceder al internet satelital en zonas de conflicto armado, donde la infraestructura de conexión ha sido severamente lastimada.

Pero el CEO de Tesla y SpaceX ha aconsejado tener cuidado con la exposición de las antenas, que podrían convertirse en blancos de ataques por parte de las Fuerzas Armadas rusas.

"Advertencia importante: Starlink es el único sistema de comunicaciones no ruso que aún funciona en algunas partes de Ucrania, por lo que la probabilidad de ser objetivo es alta. Por favor usen [las antenas] con precaución", avisó el directivo en su cuenta de Twitter.

La voz de alarma sobre el uso de antenas para los satélites de Starlink en Ucrania, antes que Elon Musk, la hicieron expertos en declaraciones a CNN. "Si Rusia tiene un avión especializado en vuelo, puede dectectar señales satelitales y marcarlas como blancos". Así lo explicó Nicholas Weaver, experto en seguridad de la Universidad de California en Berkeley. "No es fácil, pero los rusos ya tienen mucha práctica haciendo rastreo de emisores de señales en Siria. Aunque Starlink funciona en estos momentos, cualquiera que active una antena debe considerarse un objetivo potencial".

Weaver aconsejó estar lo más alejado posible de cualquier lugar donde se despliegue una antena que emita señales satelitales.

Foto: Marla Aufmuth

Elon Musk ha reforzado los consejos dados por expertos en relación al uso de antenas de Starlink en zonas de conflicto armado como lo es Ucrania en estos momentos. "Activa antenas para los satélites Starlink solamente cuando sea necesario y despliega la antena lo más alejado posible de zonas pobladas".

Además, en un tercer tweet, ha aconsejado poner algún tipo de camuflaje sobre la antena para impedir cualquier tipo de detección visual desde el cielo.

Por obvios motivos de seguridad, no es del todo claro cuántas antenas de Starlink fueron enviadas a Ucrania por SpaceX. Pero la activación y el despliegue logístico para hacerlas llegar se hicieron en tiempo récord.

Todo empezó cuando el viceprimer ministro ucraniano, Mykhailo Fedorov, enviaba un mensaje en Twitter a Elon Musk: "Mientras tu intentas colonizar Marte, Rusia está intentando ocupar Ucrania. Mientras tus cohetes aterrizan con éxito desde el espacio, los cohetes rusos atacan a población ciil en Ucrania. Te pedimos que proveas al país con estaciones de Starlink"

Elon Musk simplemente contestó: "El servicio de Starlink ya está activo en Ucrania y hemos enviado terminales". Sin muchos más detalles. La sorpresa vino el pasado 28 de febrero cuando Fedorov publicaba una foto de un camión lleno de antenas para conectarse al servicio de internet satelital.

Después, el pasado 2 de marzo, Fedorov publicaba una foto de una de las antenas de Starlink desplegadas en el techo de algún edificio. En el tweet pedía apoyo a compañías como Honda, Westinghouse o Duromax para enviar generadores y así mantener las conexiones a internet vivas.

Musk además avisó que han actualizado el software de las antenas para que consuman menos energía y activaron la opción de ser usadas en un vehículo en movimiento.

En cuanto a la advertencia de Elon Musk de que las antenas de Starlink pueden convertirse en blancos por parte de las Fuerzas Armadas rusas, Fedorov contestó: "Seguro que sí. Además las daremos a ucranianos después de nuestra victoria 😉".

Starlink definitivamente no sería la solución en caso que Ucrania se quede 100% sin internet, según han explicado desde Netblocks en declaraciones a CNN. "La mayoría del país aún tiene acceso normal a internet, a pesar de ataques a infraestructura de comunicaciones como una torre de transmisión de TV en el capitolio de Kyiv".

Eso sí, algunas zonas han quedado sin internet, especialmente al este del país. "Las antenas para conectarse a los satélites de Starlink no sería la solución en caso que Ucrania se quede 100% sin internet, pero ayudaría para proveer acceso a servicios cruciales, como dar apoyo a periodistas, grupos de resistencia y autoridades".