Suena sorprendente, pero Elon Musk ha pedido que se incremente la producción de petróleo y gas. No, el CEO de Tesla y fundador de SpaceX no ha perdido la cabeza, ni se va en contra de sus propios principios, todo tiene una explicación sensata.

Musk hace referencia a las épocas en que vivimos, al conflicto armado en Ucrania y a la dependencia energética y de hidrocarburos que algunas regiones, incluyendo Europa, tienen con Rusia.

"Odio decirlo, pero necesitamos incrementar la producción de petróleo y gas. Tiempos extraordinarios demandan medidas extraordinarias, explicó el Elon Musk en su Twitter. "Esto, obviamente, afectaría negativamente a Tesla. Pero las soluciones de energía sostenible, de momento, no pueden reemplazar inmediatamente a las exportaciones de petróleo y gas rusos", continuó.

En diciembre de 2021, la cuota de mercado global de vehículos eléctricos fue del 9%. Aunque hay que tomar en consideración que hay un desbalance importante en la penetración de la movilidad eléctrica en diferentes regiones. Europa, China y Estados Unidos han visto un incremento significativo en las ventas de coches eléctricos. Pero que otras regiones, en vías de desarrollo, mantienen una adopción mínima.

A medida que aumente la escasez de hidrocarburos a medida que más países se nieguen a hacer negocios con Rusia, los precios del gas y de derivados del petróleo se incrementarán considerablemente. Es por eso que, en contra de sus propios intereses, Elon Musk advierte sobre la necesidad de aumentar la producción.

Las palabras de Elon Musk se enfrentan a las políticas internas de Joe Biden

Las palabras de Elon Musk, pidiendo el incremento de la producción e petróleo y gas para compensar a Rusia, se enfrentan directamente con las políticas de Joe Biden. El presidente de Estados Unidos detuvo proyectos nuevos de explotación de pozos de petróleo y construcción de oleoductos dentro del territorio. De hecho fue una de las primeras decisiones tras asumir el cargo.

Eso sí, cuando Biden inició su mandato, no tenía la más remota idea que Rusia haría una invasión a Ucrania y que la respuesta unificada de las naciones democráticas serían sanciones, embargos y la cancelación de negocios con el país.

Elon Musk ha obtenido un curioso protagonismo en días recientes por sus opiniones y sus acciones en relación a la invasión rusa a Ucrania. Tras un pedido del viceprimer ministro ucraniano, Mykhailo Fedorov, el CEO de SpaceX envió un camión entero de antenas para conectarse a los satélites de Starlink. La ayuda intenta garantizar conexión a internet en el país. El gesto fue muy bien recibido por la opinión pública.

El directivo también dio su opinión por el bloqueo por parte de Europa a de plataformas de propaganda rusa disfrazadas de medios de comunicación, como es el caso de Russia Today. "No haré bloqueos en la red de Starlink, soy un absolutista de la libertad de expresión", comentó.

Pocos días después Musk advirtió que las antenas de Starlink podrían convertirse en blancos por parte de las fuerzas aereas rusas, intentando cortar comunicaciones, y pidió precaución.

Este es todo el petroleo necesario para mover todos los coches de gasolina y diésel en el mundo