No parece muy discutible que uno de los actores más en boga estos años es el británico Tom Holland (n. 1996). Los papeles con los que se ha atrevido en las últimas temporadas le han garantizado estar en el punto de mira de los cinéfilos y de la prensa especializada en cine. Pero su carrera meteórica empezó con su papel de Lucas Bennett en la película española Lo imposible (J. A. Bayona, 2012), y la ha ido asentando hasta llegar a su Nathan Drake de Uncharted (Ruben Fleischer, 2022).

Pero ha logrado la fama total por haber sido elegido para meterse en la piel de Peter Parker en el Universo Cinematográfico de Marvel, que hasta ahora le ha incluido en los filmes Capitán América: Civil War (Joe y Anthony Russo, 2016), Spider-Man: Homecoming (Jon Watts, 2017), Avengers: Infinity War y Endgame (Hermanos Russo, 2018, 2019), Spider-Man: Lejos de casa y No Way Home (Watts, 2019, 2021).

Y, antes y mientras tanto, ha sido también la voz de Eddie en Locke (Steven Knight, 2013), el Thomas Nickerson de En el corazón del mar (Ron Howard, 2015), Jack Fawcett en Z: La ciudad perdida (James Gray, 2016), las cuerdas vocales de Ian Lightfoot para Onward, el Arvin Russell de El diablo a todas horas (Dan Scanlon, Antonio Campos, 2020) o el protagonista de Cherry (Hermanos Russo, 2021). Y se supone que pronto le veremos interpretando a Fred Astaire en el biopic sobre su difunto colega y bailarín.

De Peter Parker en ‘Spider-Man: No Way Home’ a Nathan Drake en ‘Uncharted’

“Primero interpreté a Nathan Drake y, luego, a Peter Parker. Rodamos Uncharted antes que Spider-Man: No Way Home”, ha puntualizado Tom Holland en una entrevista para Hipertextual pese a que el orden en el estreno de los dos largos se ha invertido. “Y ambos [personajes] son muy diferentes. Nathan Drake es muy seguro de sí mismo, increíblemente valiente, e incluso se yergue de manera distinta. [Al encarnarle], tengo una postura y una fisicidad diferentes”.

Su nueva película, claro, es la adaptación a la gran pantalla del famoso videojuego de Naughty Dog (2007-2017), y al actor inglés le gusta mucho. “Soy un gran fan de Uncharted. Sí, el juego fue algo que realmente disfruté”, nos cuenta. “Lo jugué mientras filmaba Spider-Man: Homecoming y, cuando lo estaba jugando, era bastante obvio que sería una película fantástica. Ya sabes, por su aspecto cinematográfico, su aspecto convincente. Fue bastante genial”.

Así mismo, a Tom Holland le gusta trabajar con el director Ruben Fleischer, que tiene en su haber otras películas como las dos partes de Zombieland (2009, 2019) o Venom (2018). “Es un maravilloso amigo mío, un colaborador brillante. La forma en que nos permitió a Mark [Wahlberg] y a mí improvisar en el set... Realmente se dejó todo para traer esta película a la vida”, asegura Tom Holland. “Su habilidad para narrar una historia es fantástica, y no tiene miedo de soñar a lo grande. Cuando ves esta película, puedes entender qué clase de drama es porque es bastante enorme”.

En el ojo del huracán mediático

Sony

Estoy bajo mucho escrutinio y mucha presión. Pero, ya sabes, creo que lo manejo bien”, admite el joven intérprete. “Realmente disfruto de mi trabajo con las personas a las que admiro y respeto. Todas las opiniones y críticas son algo que agradezco. No soy esa clase de persona. No soy tan sensible cuando se trata de lo que la gente piensa de mi trabajo. Pero acepto las críticas. Si alguien tiene que decir algo sobre mí y estoy de acuerdo con ello, lo tomaré en cuenta. Y, si no lo estoy, no lo haré. Así que soy bastante insensible en ese sentido”.

Por otro lado, era impepinable hablar con Tom Holland de la gran cuestión que le atañe: “La verdad es que no sé cómo será el futuro de Spider-Man”, admite. “Realmente creo en este personaje y en su integridad, y solo quiero hacer otra [película] si le sirve de la manera que se merece”.

“Podría ser hora de que renuncie y permita a la próxima persona afortunada dar un paso adelante para que la franquicia pueda tener un nuevo giro. O tal vez es hora de que continúe”, nos dice. “Así que, por el momento, simplemente no lo sé. Ha sido un poco complicado hablar de ello en la prensa. Porque todos quieren saber y yo no sé. Así que soy la peor persona para preguntar. Así que deberías llamar a [la productora] Amy Pascal y preguntarle”.

La posibilidad de James Bond y el director preferido de Tom Holland

Sony

Además, como Tom Holland está en el candelero como posible James Bond, debíamos preguntarle sobre el asunto. “Sería muy divertido. Es una especie de icono británico. Soy un joven actor británico, amante del cine, así que sería una oportunidad maravillosa para interpretar a ese personaje”, reconoce. “Me encantaría la idea de aportar algo nuevo a un personaje que todos conocemos y amamos. Es algo que ya he hecho dos veces [con Spider-Man y Nathan Drake en Uncharted], así que tal vez en los años por venir… Pero, de momento, no sé”.

Y, si el actor tuviese que mencionar a un cineasta cuya filmografía le encandile especialmente, no le cabe duda. “Me encanta Bong Joon-ho. Creo que es maravilloso”, afirma sobre el responsable de Memories of Murder (2003), Mother (2009), Snowpiercer (2013) o la oscarizada Parásitos (2019). “Hace poco tuve el placer de reunirme con él, y he estado con él antes. Es alguien que creo que tiene un gran corazón. No ha sido corrompido por Hollywood. Es un director fabuloso, y me encanta todo su trabajo. Así que, probablemente, está en un altar en este momento para mí”.