Tras el episodio “The Tragedy” (2x06) de The Mandalorian y otros dos de El libro de Boba Fett (Jon Favreau, desde 2019 y 2021), los titulados “Stranger in a Strange Land” (1x01) y “The Streets of Mos Espa” (1x03), el cineasta Robert Rodríguez (Alita) insiste en colaborar con las historias de Star Wars dirigiendo “In the Name of Honor” (1x07), el capítulo que cierra la primera temporada sobre el clásico cazarrecompensas interpretado por Temuera Morrison (Aquaman). Aunque en los dos anteriores pareciera la serie de su colega Din Djarin (Pedro Pascal).

Es hora, por lo tanto, de volver a centrarse en el protagonista legítimo de su spin-off en Disney Plus. Y, por los graves acontecimientos con los que acaba el episodio “From the Desert Comes a Stranger” (1x06), en los que Cobb Vanth (Timothy Olyphant) y los parroquianos de la cantina de Garsa Fwip (Jennifer Beals) sufren las consecuencias del enfrentamiento de Boba Fett y el Sindicato Pyke, el siguiente debe ocuparse de ello sin demora. Y es lo que se propone el guionista Jon Favreau nada más empezar, en la escena de inicio.

Un villano memorable en ‘El libro de Boba Fett’

Lucasfilm | Disney Plus

También hay que amortizar al inquietante Cad Bane (Dorian Kingi, en cuerpo, y Corey Burton, a las cuerdas vocales), ahora que las cartas del conflicto que se ha ido gestando en los capítulos anteriores de El libro de Boba Fett están sobre la mesa.

Pero, después de los títulos con la estupenda partitura de Ludwig Göransson (Tenet), la sorpresa llega en forma de resolución del cliffhanger existencial con el que había terminado el episodio previo. La decisión de Jon Favreau sobre la peliaguda disyuntiva que planteaba era la única que podía resultarnos dramáticamente interesante; pero eso no impide que nos desconcierte de entrada por sus implicaciones para Baby Yoda.

En El Libro de Boba Fett, la nueva serie de Star Wars en Disney+, Boba deja de ser un mero cazarrecompensas para reinventarse en Tatooine junto a Fennec Shand. Una serie totalmente sorprendente para los amantes de Star Wars

Disponible en exclusiva en Disney+. Suscríbete y ahorra gracias al plan anual.

Debido a su aspecto, su gestualidad y los diálogos agudos que escribe Jon Favreau, no cabe duda de que Cad Bane es un villano memorable; y lo comprobamos en los minutos que dura la primera escena al estilo del western en “In the Name of Honor”. Al italiano Sergio Leone, realizador de la Trilogía del Dólar, con los filmes Por un puñado de dólares (1964), La muerte tenía un precio (1965) y El bueno, el feo y el malo (1966) y el protagonismo del pistolero más famoso de Clint Eastwood, seguro que le hubiese encantado contar con él.

Las costuras de la acción y las resoluciones satisfactorias

Lucasfilm | Disney Plus

La guerra estalla en serio. Hay emociones continuas a partir de entonces y, debido a lo que ocurre en sus compases iniciales, se sufre por la salud amenazada de secundarios como Krrsantan (Carey Jones). Al mismo tiempo, nos alegra que no abandonen al servil mayordomo twi’lek de Mok Shaiz (David Pasquesi) y le den oportunidad de intervenir según sus propio carácter. La situación nos recuerda a la que Din Djarin vive desde el final de “The Reckoning” (1x07) y durante “Redemption” (1x08) en lo que era otra cantina del planeta Nevarro.

La forma en que Robert Rodríguez compone la secuencia del asedio con balacera incluida no acaba de cuajar, y casi se le ven las costuras. Unos planos más cortos, unos encuadres más reducidos y una cámara en mayor movimiento hubiera logrado, tal vez, una trepidación absorbente. Pero este episodio de El libro de Boba Fett nos brinda el encuentro que nos había hurtado razonadamente “From the Desert Comes a Stranger”; y algunos giros en las fuerzas de la acción de agradecer, el duelo final que hacía falta y Fennec Shand (Ming-Na Wen) atando cabos sueltos.

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

Así, la trama principal de esta temporada uno ha sido finiquitada; y de haber una segunda, Jon Favreau tendrá que inventarse otra historia con la que llenarla porque aquí ya hay poco que rascar. Un peligro nuevo valdría. Sea como fuere, no esperábamos que The Mandalorian avanzase en El libro de Boba Fett tal como lo ha hecho; y lo que consigue es que nuestras ganas cinéfilas de que se estrene la tercera tanda sobre Din Djarin y Baby Yoda se hayan acrecentado.