Ante los constantes reclamos por la presencia de tramposos en Call of Duty: Warzone, Activision y Raven Software anunciaron que su más reciente oleada de expulsiones incluye a 30.000 cheaters. Las cuentas de estos "jugadores" han sido baneadas de manera permanente. Sin embargo, y como ya sucedió en anteriores ocasiones, nada asegura que los involucrados no volverán a pisar el suelo de Verdansk. Muchos de ellos suelen regresar con otros perfiles y continúan usando trampas.

Desde luego, la medida forma parte de los esfuerzos de Activision por corregir el rumbo del battle royale. Durante los últimos meses, Warzone ha estado rodeado de críticas debido a los innumerables tramposos que diariamente inundan las partidas. Sus trampas están perjudicando la experiencia del resto de jugadores, quienes han sido bastante vocales para exigir medidas más contundentes y erradicar el problema.

Activision reiteró que no solo está cazando a los jugadores tramposos, también a aquellos que ofrecen herramientas cuyo propósito es aprovechar las vulnerabilidades de Warzone. En tiendas en línea es habitual encontrar usuarios vendiendo software y hardware para alterar el funcionamiento. Desde luego, sus ventas se han incrementado en paralelo a la popularidad del juego; a tal grado que no ya no resulta sorpresivo encontrarse con tramposos durante una partida.

"Sabemos que los tramposos buscan vulnerabilidades constantemente, y continuamos dedicando recursos las 24 horas del día, los 7 días de la semana, para identificar y combatir a los tramposos. Incluidos los aimbots, wallhacks, trainers, alteración de estadísticas, texturas y tablas de clasificación, inyectores [de código], editores hexadecimales y cualquier software de terceros que se utiliza para manipular los datos del juego o la memoria".

Nueva actualización "anti-tramposos" en Warzone

Asimismo, Raven Software lanzó una nueva actualización que promete poner fin a múltiples bugs en Warzone. Entre ellas la del estímulo infinito que permitía ser "inmortal" dentro de la nube de gas tóxico. Sin embargo, los tramposos han encontrado variaciones del mismo fallo durante varios meses, así que lo mejor será comprobar directamente si lograron resolverlo.

Call of Duty: Warzone se está preparando para recibir la mayor novedad desde su lanzamiento. Si las filtraciones recientes son ciertas, en abril lanzarán un nuevo mapa inspirado en los Montes Urales de Call of Duty: Black Ops Cold War. Se desconoce, no obstante, si el escenario reemplazará a Verdansk o será posible elegir entre los dos mapas. En un evento de tanta relevancia, es evidente que el battle royale ya no puede permitirse estar rodeado de tanta controversia.