Mac con ARM - Apple Silicon - Intel
– Abr 30, 2020, 22:41 (CET)

Apple sigue creciendo: sus resultados trimestrales no se ven afectados por la pandemia del coronavirus

Los resultados del segundo trimestre de Apple ponen en relevancia la posición de liderazgo de la compañía, que consigue capear los efectos de la pandemia.

Apple ha presentado este jueves sus resultados trimestrales correspondientes al segundo trimestre de 2020 (Q2 2020), que recogen los primeros tres meses del año natural. De este modo, componen el periodo posterior a la campaña navideña, el periodo de ventas más fuerte para la tecnológica.

Esta horquilla de tiempo ha estado marcada, además, por la pandemia del coronavirus, que ha obligado a Apple a cerrar sus tiendas primero en China y, más tarde, en el resto del mundo. Así y todo, la firma presentaba a mediados de marzo nuevos iPad Pro, MacBook Air y Mac mini, aunque su impacto en estas cuentas es de prever que haya sido mínimo, teniendo en cuanta su momento de lanzamiento.

"A pesar del impacto global sin precedentes de COVID-19, estamos orgullosos de informar que Apple ha crecido durante el trimestre, impulsada por un récord histórico en Servicios y un récord trimestral de Wearables", ha dicho Tim Cook, CEO de la compañía. “En este entorno difícil, nuestros usuarios dependen de los productos de Apple de maneras renovadas para mantenerse conectados, informados, creativos y productivos".

En total, la empresa ha conseguido 58.313 millones dólares en ingresos, una cifra que se sitúa ligeramente por encima de los $58.015 millones del mismo periodo en el pasado año. Los ingresos por categoría de producto quedan distribuidos de la siguiente manera:

  • iPhone: 28.962 millones de dólares.
  • Mac: 5.315 millones de dólares.
  • iPad: 4.368 millones de dólares.
  • Wearables, hogar y accesorios: 6.284 millones de dólares.
  • Servicios: 13.348 millones de dólares.

Un año extraño

Con apenas cuatro meses del año cumplidos, a Apple le queda por delante la parte más interesante aún por delante. Una que estará marcada en el próximo trimestre por la celebración de la WWDC 2020, que este año será totalmente virtual por la coyuntura del momento y, más adelante, por la nueva generación de iPhone, que este curso se espera que llegue por partida cuádruple.

Sin embargo, es de esperar que el coronavirus continúe marcando el ritmo de la empresa, en mayor o menor medida, durante los meses venideros. Tanto en la apertura de tiendas, que todavía habrá de producirse de manera gradual, como en el retraso de la fabricación de los iPhone, que se rumorea que obligará a un lanzamiento tardío.

En este sentido, será el próximo trimestre en el que el efecto del confinamiento y sus consecuencias se reflejen de manera más clara en las cuentas de la empresa. Las esperanzas de la marca recaen ahora en un fuerte canal de distribución y en las varias divisiones de que continúan creciendo.

Servicios y 'wearables', las niñas mimadas

Si bien es cierto que los ingresos en las divisiones de iPhone, iPad y Mac han descendido respecto al pasado año, Apple consigue mantener el tipo este trimestre gracias al enorme empuje que están generando sus otras dos divisiones. El de los wearables (AirPods, Apple Watch, Beats) y los Servicios (Apple TV+, Apple Music, Apple Arcade) son segmentos en los que la firma no cesa de ganar tracción, y que en este caso alcanzan nuevas cotas trimestrales en el caso del primero y absolutas en el del segundo.

No obstante, la compañía ha señalado que su base de dispositivos activos se encuentra en “máximos históricos en todos los segmentos geográficos y en todas las principales categorías de productos”. Esto se traduce, en la práctica, en que hay más productos de Apple en uso alrededor del mundo que nunca antes.

Apple ha revelado que dispone ya de 515 millones de suscriptores de pago en sus plataformas, superando por primera vez el medio millón. El trimestre anterior la compañía fijó una meta de 600 millones de suscriptores para finales de 2020.

De cara al próximo trimestre, la tecnológica espera que las ventas referentes a los segmentos de iPad y Mac mejoren, propiciadas por el trabajo desde casa que se están llevando a cabo en buena parte del mundo como resultado del coronavirus. Así mismo, tanto las ventas de iPhone como de wearables se espera que decrezcan en este siguiente periodo como consecuencia de la particular situación actual y de la mayor cercanía con las renovaciones de estos productos, que suelen acontecer en septiembre. Tanto el nuevo iPad Pro como el iPhone SE han experimentado una "fuerte respuesta" por parte de los consumidores, según Cook, siendo estos personas que buscan un smartphone de menores dimensiones o provenientes de un dispositivo Android.