– Mar 17, 2020, 18:01 (CET)

Las mejores (y peores) series recientes para una cuarentena a gusto de todos

En medio de la cuarentena y para hacerte más sencillo que te quedes en casa, revisamos cuales han sido los mejores —y peores— estrenos en televisión y plataformas de suscripción streaming en los últimos tres meses. ¿No sabes qué escoger para pasar el rato? Te echamos una mano.

La cuarentena —al menos parcial— es una realidad en buena parte del mundo, por lo que es más que probable que durante las próximas dos semanas todas las actividades de esparcimiento y diversión fuera de casa queden canceladas por completo en todo el mundo.

Para ayudar a que el tedio no te afecte y puedas descansar en medio de las extenuantes jornadas de teletrabajo, te dejamos una selección de lo mejor —y también lo peor, porque sobre gustos no hay nada escrito— de lo estrenado hasta ahora en televisión y en las plataformas streaming más populares. Organiza tu programación y combate el aburrimiento de la mejor manera.

Lo mejor de los últimos tres meses

BoJack Horseman: Raphael Bob-Waksberg para Netflix

La última temporada de una de las series más curiosas y duras de Netflix fue una despedida digna, que además logró llevar los puntos más alto del argumento a su mejor momento. Considerada uno de los programas de éxito por su combinación de buen hacer narrativo y su capacidad para combinar drama, humor del más negro y algunas notas existencialistas. La historia del actor equino venido a menos se convirtió en objeto de culto inmediato y sobre todo, en un triunfo narrativo a todo nivel.

The Outsider: Ben Mendelsohn, Katharine Werner y David Auge para HBO

La adaptación de la novela homónima de Stephen King logró crear la misma atmósfera enrarecida y dura del libro, además de analizar la incertidumbre acerca de lo sobrenatural en un tono pausado y casi contemplativo que sorprendió por su eficacia. Con algunos capítulos de relleno y un final que sugiere una segunda temporada —a pesar de haber narrado la historia literaria punto a punto—, la serie es la mejor selección si lo tuyo es el suspenso y el terror en dosis moderadas.

Castlevania: Warren Ellis para Netflix

castlevania
Netflix

Basada de manera tangencial en el juego de vídeo del mismo nombre, la tercera temporada de la serie se convirtió en un momento de ruptura para la historia. Con un inquietante tono adulto, nuevos conflictos y lo que parece sugerir las primeras señales de un conflicto colosal, el recorrido del trío protagonista se hace más complicado y duro hasta culminar en un extraño final de temporada que dejó más preguntas que respuestas. Si eres fan del juego o de las historias de vampiros, el show es para ti.

Avenue 5: Armando Iannucci para HBO

Avenue 5
HBO

Disparatada, por momentos absurda y, al final, una gran broma cruel sobre la naturaleza humana, la extrañísima serie de Ciencia Ficción protagonizada por Hugh Laurie plantea una visión sobre el aislamiento, la cuarentena y la conducta humana que la hace casi de manera involuntaria una burla grotesca a la situación actual.

Con un final de temporada que deja claro que, al menos, hay las buenas intenciones de una segunda, la serie avanza hacia algo muy parecido a una parodia a gran escala sobre lo que vive el mundo más allá de las pantallas del televisor.

Devs: Alex Garland para Hulu

Con su aire sofisticado y atemporal, la fantasía de ciencia ficción del director de Ex Machina, explora desde un aparente procedimental, las implicaciones de la tecnología en la vida cotidiana, un tema que notoriamente interesa al realizador y que le ha permitido quizás, llegar a extremos sobre el tema hasta ahora por completo novedosos. Una de las mejores adiciones al catálogo de la plataforma en el género y quizás una de la series del año.

The New Pope de Paolo Sorrentino para HBO

Superar a la primera temporada de una serie considerada icónica no es algo sencillo y de The New Pope no lo logra. Pero aún así, su sofisticado, cruel y burlón punto de vista sobre las creencias, la religión, la naturaleza humana en clave de gran crítica a la forma en que comprendemos los cimientos de nuestra cultura, sigue siendo lo suficientemente interesante y valiosa como para sostenerse por sí misma. Atención a la atención de John Malkovich, un Papa siniestro, inquietante y espléndido que asombra por su simbolismo.

Sex Education: Laurie Nunn para Netflix

'Sex Education'

Los nuevos episodios de la serie no solo demuestran que el éxito de la primera temporada no fue un hecho casual, sino que profundizan en el tono desenfadado, inteligente y humano del argumento, con la capacidad para crear y construir una idea sobre la sexualidad contemporánea carente de la percepción artificiosa de otros shows semejantes.

Audaz, pero sobre todo profundamente humana, Sex Education demuestra que incluso los argumentos en apariencia más disparatados, tienen la posibilidad de ser inspiradas formas de comprender la naturaleza humana.

Hunters: David Weil para Amazon Prime Video

hunters primera temporada final
Amazon

Con su polémico punto de vista sobre la venganza, los horrores del nazismo y, también, la forma en cómo el mal puede convertirse en una forma de comprender la psiquis colectiva, la serie es uno de los grandes éxitos de la plataforma y también, en una versión controversial sobre la capacidad de la cultura pop para ficcionar hechos históricos.

No tan bueno, pero que puedes añadir a tu colección

Homeland: Howard Gordon y Alex Gansa para Showtime

La serie se despide con una última y digna temporada, que no hace más que reforzar el hecho que a pesar de sus bajones de ritmo y calidad, ha sido uno de los pocos shows capaces de sostener la acelerada transformación de sus personajes, contexto e incluso, punto de vista sobre su historia.

Con su visión políticamente sobria y su dura connotación sobre el mundo de la violencia terrorista, el programa dice adiós a la pantalla chica con una narración limpia, pulcra pero que no logra los niveles de calidad de su primera y asombrosa temporada.

Altered Carbon: Laeta Kalogridis para Netflix

crítica altered carbon segunda temporada
Netflix

Más pequeña, menos ambiciosa y sin duda más simple que su ostentosa predecesora, la segunda temporada de la serie intenta retomar la historia de Takeshi Kovács (esta vez con el rostro de Anthony Mackie) desde un punto por completo nuevo. Lo logra a medias: el show sigue teniendo considerables problemas para sostener el argumento original de la saga literaria. Con todo, es lo suficiente disfrutable como para un maratón sin demasiadas expectativas.

Ragnarok: Adam Price para Netflix

Con un elenco juvenil desconocido y su reinterpretación de la mitología nórdica, la serie es un entretenimiento pasable que disfrutarás si encuentras divertido repasar las viejas leyendas universales en el rostro de adolescentes con diversos problemas existenciales. Atención a Jonas Strand Gravli, que interpreta a Loki o Laurits, una especie de hermano menor del ya clásico villano Marvelita interpretado por Tom Hiddleston.

I Am Not Okay With This: Jonathan Entwistle y Christy Hall para Netflix

Esta mierda me supera/Netflix

Sidney (Sophia Lillis) debe enfrentar la adolescencia, el primer amor, el duelo y sus problemas domésticos, además de una desconocida y, en ocasiones, incontrolable capacidad para causar dolor físico a través de su mente a quienes le rodean.

Esta mezcla de Carrie con Stranger Things basada en el cómic del mismo nombre del autor Charles Forsman es una mirada bien construida sobre el dolor, el miedo y el desarraigo, que, aunque carece de verdadera profundidad, es lo suficientemente entretenida para pasar el rato.

Lo que te podría gustar, pero no lo aseguramos

High Fidelity: Veronica West y Sarah Kucserka para Hulu

Basada en la novela del mismo nombre de Nick Hornby, aunque no tanto en la película del mismo nombre, la serie tiene como principal atractivo a Zoey Kravitz, en esta ocasión en el centro de la narración, lo que cambia el tono y el ritmo de la historia. No está del todo mal, pero con más capítulos de rellenos de lo necesario y un ritmo irregular, no es nuestra recomendación inmediata para un maratón de cuarentena.

Dispatches From Elsewhere: Jason Segel para AMC Studios

Esta adaptación de la película del The Institute ’73, de Jeff Hull y Spencer McCall, juega con la idea de las pequeñas casualidades que lleva a grandes y asombrosos momentos. El gran problema radica en que no ocurre nada especialmente asombroso (al menos durante los primeros capítulos) y la serie tiene un tono de extraña colección de retazos. No la consideramos terrible pero tampoco sería nuestra recomendación inmediata para pasar el tedio de algunos días encerrado en casa.

Indebted: Dan Levy para NBC

Una comedia de situaciones sin más, de las que creíamos extintas, pero parecen resistir cualquier fenómeno apocalíptico. Si lo tuyo es una sitcom sin grandes pretensiones, esta es tu selección natural.