Lenovo ThinkPad X1 Fold y teclado virtual
– Feb 7, 2020, 11:02 (CET)

Una mañana con el ThinkPad X1 Fold de Lenovo: los retos del primer PC plegable, de cerca

Que tu próximo portátil pueda esconderse tras la apariencia de un inofensivo cuaderno es la próxima gran propuesta de Lenovo. El ThinkPad X1 Fold se pliega en un dispositivo tan ambivalente y ubicuo como todavía prematuro. Tras estar con él una mañana, os contamos sus promesas y carencias.

El ThinkPad X1 Fold es el primer portátil capaz de recibir la categoría, además de una capacidad para plegarse por la mitad. Lenovo pone fecha y precio a su segundo dispositivo con capacidad para doblarse por la mitad, si contamos el resucitado Razr de la adquirida Motorola. Con él, llega la propuesta final de ubicuidad total, con la productividad probada del sistema operativo de escritorio por excelencia.

Tras verlo en funcionamiento y más que de cerca durante unos minutos durante su presentación ante los medios europeos en Bolonia, podemos poner los primeros matices al que mentan en todo momento como una versión preliminar, aunque ya más cerca de su fase final de producción. Y es que, aunque el ThinkPad X1 Fold fuera presentado durante el CES de Las Vegas hace ahora un mes, fue más bien la puesta de largo de un prototipo que ya mostraron el pasado mayo.

Lenovo reconoce que el producto es el resultado de más de cuatro años de trabajo, por la cantidad de detalles a resolver tanto en su construcción como en su uso. Para su llegada al mercado queda, no obstante todavía, al menos medio más: se espera hacia mediados de este 2020, por un precio de salida de 2.499 dólares. Y digo al menos porque, hasta el momento ninguno de los foldables ha llegado a las estanterías en la fecha prometida, ya sea de Samsung, Huawei o la propia Motorola.

Pantalla plegable: promesas y retos

Lenovo ThinkPad X1 Fold plegado
Foto: David Ortiz | Hipertextual.

A la hora de diseñar un portátil plegable de este tipo, son muchas las consideraciones a tener en mente. Aunque los modos de funcionamiento son varios, desde el punto de vista de su construcción, un PC plegable de este estilo se parece más bien a un tablet con capacidad de doblarse por la mitad. En este caso, alberga en una mitad la circuitería como tal, ventilación y puertos físicos; en la otra el componente más pesado, su batería.

Esto escoge también de forma deliberada el centro de gravedad del X1 Fold, cuyos 999 gramos no están distribuidos uniformemente. Así, cuando se sitúa 'sentado', en forma de miniportátil convencional con teclado virtual, el balanceo queda minimizado al interactuar con su pantalla táctil.

Lenovo ThinkPad X1 Fold, doble pantalla
Foto: David Ortiz | Hipertextual.

No obstante, en esta posición estamos frente a un portátil de dimensiones limitadas. Recordemos algunas de estas y las principales características de su pantalla:

  • El panel de 13,3 pulgadas es de tipo plastic OLED, fabricado por LG. Su resolución es de 2.048 x 1.536, la misma que la de los iPad con pantalla retina originales, compartiendo el formato 4:3.

  • Al plegarse por la mitad, el ratio se alarga hasta un más alargado 3:2, quedando algo por debajo de un panel Full HD en términos de resolución, para unas 9,6 pulgadas de tablet más bien tradicional.

  • Su brillo máximo es de unos 300 nits, por lo que aunque este dispositivo está pensado para usarse en movilidad, tengo mis dudas que la experiencia vaya a ser la mejor en todas las situaciones que casan con este novedoso formato.

Todavía hay algunos avances obvios por pulir en cuanto a su diseño, que mantiene unos marcos algo gruesos, más típicos de los portátiles convencionales que de los últimos formatos ultraportátiles. Es algo que tendrá que explorarse con el paso del tiempo.

Lenovo ThinkPad X1 Fold, desplegado
Foto: David Ortiz | Hipertextual.

Y aunque su formato no es todavía excesivamente llamativo en cuanto a delgadez y otros parámetros estéticos, el primer ThinkPad plegable exhibe un contorno agradable. Junto a su funda de piel deslizable, de alta calidad que afirma el fabricante, el grosor total plegado es de algo menos que unos tres centímetros: todavía muy por debajo del cuerpo de cualquier novela intensa. E incluso con el finísimo teclado portátil que le acompaña, no desencaja.

No obstante, hay limitaciones a una delgadez mayor que son todavía de tipo tecnológico. En la mitad que aloja la placa base vemos unas ranuras, las típicas de ventilación. Preguntando a Lenovo, nos confirman que el ThinkPad X1 Carbon sí cuenta con refrigeración activa, por lo que a falta de probarlo de forma extensa podríamos llegar a escuchar el ventilador siseando en su interior. La justificación es que, pese a contar con procesadores de última generación –más sobre esto más enseguida–, al tratarse de un dispositivo que se lleva constantemente en la mano, preferían evitar la sensación de calentamiento que podría acumularse sobre él.

Lenovo ThinkPad X1 Fold plegado con teclado
Foto: David Ortiz | Hipertextual.

Y es que hablan de que en su interior cuentan con chips Intel de la última generación, en lo que afirman se trata 'Hybrid Technology', algo que se menciona por vez primera de la mano de este socio venido de China. Por lo demás, la configuración de referencia incorpora 8 GB de RAM, hasta 1 TB de SSD –sin explicitar el modelo base–, una batería de 50 Wh con la que prometen autonomía de hasta 11 horas –con carga rápida de 65 W–, conectividad 5G –y anteriores– y Wi-Fi 6 (ax).

La sombra sobre la durabilidad

Lenovo ThinkPad X1 Fold abierto con stand
Foto: David Ortiz | Hipertextual.

De momento, esta unidad es de preproducción y así lo recordaba el fabricante en varias ocasiones. Tanto, que el dispositivo es una de las pocas unidades producidas hasta la fecha y venía expresamente de Estados Unidos. Mucho queda todavía para su puesta a la venta, pero la totalidad de los precedentes nos invitan a levantar una ceja.

Aunque Lenovo se desmarcaba de una cantidad de aperturas máximas, que parece ser el estándar de durabilidad de este tipo de dispositivos, sí que apuntaba a un rango de 3 a 4 años para un uso sin restricciones. Aunque estas cifras pueden no ser oficiales, se hablaba de cerca de unas 30 actuaciones al día, lo que pueden situarse en unas 40.000 a lo largo de toda su vida útil. Muy por debajo de las cifras de que proporciona Samsung para el Galaxy Fold, en torno a las 200.000 dobleces.

Otro de los grandes centros de atención en un plegable es la marca en el eje de su pantalla cuando está completamente extendida. A priori y en interiores puede pasar muy desapercibida, aunque si miramos con atención y buscándola ante los reflejos, se encuentra con relativa facilidad. Da la sensación de que lo que determinará que este surco se vea es la utilidad del formato: si realmente compensa dar el salto a cambio de portabilidad extra y un polimorfismo sin precedentes. No tan trivial puede ser la parte estriada que acompaña a su pantalla en torno al pliegue, que parecía levantarse ligeramente en la unidad enseñada en Italia.

No solo hardware: la carencia de Windows 10X

Lenovo ThinkPad X1 Fold, abierto con teclado
Foto: David Ortiz | Hipertextual.

Lenovo no es la única adentrándose en el terreno del PC del futuro. Intel también anda tras el intento con varios prototipos que exploran el límite de la pantalla única y plana. O Microsoft, como vimos con el Surface Neo. Se espera que con este dispositivo llegue la versión con interfaz renovada y adaptada a las nuevas posibilidades, que absorba los incipientes usos multipantalla de este nuevo factor de forma que se expande y encoge a merced de nuestra rutina.

Windows 10X, como se llama esta versión, está todavía en desarrollo. Por tanto, Lenovo ha seguido adelante con sus planes, anunciando del ThinkPad X1 Fold con la versión estándar de Windows 10 Pro y un desarrollo in-house para algunas de estas funciones.

Lenovo ThinkPad X1 Fold, doble pantalla
Foto: David Ortiz | Hipertextual.

Es el caso de la multipantalla, que cuenta con una herramienta para activarla y desactivarla, permitiendo fijar una aplicación a cada mitad del dispositivo. Al estilo de lo que vemos en los incipientes plegables con Android, o los ubicuos iPad de Apple. Esta herramienta todavía parece generar demasiada fricción a la hora de ser manipulada. Quedan, no obstante, unos cuantos meses para que Lenovo presente la versión final de este dispositivo, y esperamos que lo haga con Windows 10X a bordo.

Microsoft, que por su parte lleva intentándolo desde 2012 con las interfaces más visuales y adaptadas a los nuevos formatos, no termina de dar con la tecla. Si bien Windows 10 es ya un producto maduro, ya no es ni de lejos tan central para la marca como lo era entonces. Y algunos aspectos de las interfaces se plantean como obstáculos consolidados.

Lenovo ThinkPad X1 Fold, interfaz táctil
Foto: David Ortiz | Hipertextual.

Buena muestra de ello es el cóctel de métodos de entrada. El ThinkPad X1, como muchos de los convertibles recientes, agrega hasta tres de ellos: trackpad –o ratón–, sensibilidad táctil y el stylus. No siempre queda claro cuando hay que hacer un solo clic, o un doble tap, si es que esto último encaja sobre las interfaces táctiles que dominan y a las que nos hemos hecho.

Los dispositivos plegables parecen atraer todas las miradas del mundo tecnológico hoy. Solo el tiempo dirá si consiguen desplegarse como una alternativa con ventajas reales sobre el formato tradicional, o si se trata simplemente de una carrera más por estar al filo de la innovación. En el camino a la madurez de estos sistemas y hacia una integración vertical, solvente y más económica, cada fabricante tiene que labrar su propia suerte y reputación futura.