Para nadie es un secreto que el final de Avengers: Infinity War fue sorprendente y desgarrador. Como espectadores, nunca esperamos semejante catástrofe al final de la película y mucho menos ver tan vulnerables y poco eficientes a nuestros aclamados héroes de la infancia, pero, resulta que no fuimos los únicos, pues para los propios actores también fue una verdadera sorpresa.

Sin embargo, uno de los vengadores sabía lo que pasaría desde mucho antes de que el filme llegara a todas las salas de cine. De hecho, ni siquiera se había comenzado el rodaje cuando este personaje ya conocía lo que le esperaba al resto del equipo. El genocidio en el que se convertiría el chasquido de los dedos de Thanos al final de Infinity War estuvo rondando por la cabeza de nada más y nada menos que de Paul Rudd, quien interpreta a Scott Lang, mejor conocido como Ant-Man.

Para sorpresa de todos, no ha sido su puesto como Vengador, sino como guionista de la película Ant-Man y la Avispa lo que permitió enterarse anticipadamente del desenlace de la última entrega de Avengers. Recordemos que los sucesos de esta película ocurren en la misma línea de tiempo que los hechos de Infinity War. Por ello, Marvel Studios le comunicó a todo el equipo de escritores, incluyéndolo, de lo que luego veríamos en las salas de cines a manos del temible "Titán loco".

Así lo ha revelado el mismo actor en una entrevista que realizó con el estudio para promocionar el lanzamiento al mercado del DVD y el Blu-Ray este próximo 16 de octubre del más reciente capítulo donde encarna al Hombre Hormiga:

Lo sabía antes de ver Infinity War. Lo sabía porque soy uno de los escritores en el guion de Ant-Man, y por eso era consciente de algunas de las cosas que luego vimos en Infinity War.

Se espera que el personaje de Scott Lang aparezca en el cuarto capítulo de Avengers, que se estrenará el 26 de abril del 2019. Junto a sus compañeros Vengadores, intentará revertir el daño que ha ocasionado Thanos con su chasquear de dedos, que desapareció a la mitad de la población del mundo. Ese momento también lo vive Ant-Man al quedarse atrapado en el Reino Cuántico luego de que el Dr. Hank Pym, Janet Van Dyne y Hope Van Dyne sufren el mismo destino convirtiéndose en cenizas, tal y como lo pudimos ver en la segunda escena post-créditos del filme.