Chema Moya (EFE)

Apenas una hora después de que la ahora ex ministra de sanidad, Carmen Montón, dimitiera de su puesto, la Presidencia del Gobierno lanzaba anoche una nota de prensa anunciando el nombre de su sucesora: María Luisa Carcedo (San Martín del Rey Aurelio, 1953).

Carmen Montón, una ministra de Sanidad opuesta a las pseudoterapias

Montón abandona su puesto de Ministra a menos de dos meses después de la entrada en vigor del Real Decreto que devuelve la Universalidad al Sistema Nacional de Salud y apenas una semana más tarde de la proposición de una partida de 40 millones de euros para mejorar la atención de los menores extranjeros no acompañados.

Además, ha dejado abierta la puerta al diálogo en torno a la eliminación del copago farmacéutico de los pensionistas y al establecimiento de una estrategia de prevención contra las conductas suicidas.

De alta comisionada contra la pobreza infantil a ministra

María Luisa Carcedo ya formaba parte del Gobierno, después de convertirse en el pasado mes de junio en alta comisionada contra la pobreza infantil.

La creación de este órgano fue una de las primeras políticas del Gobierno de Sánchez. Con él, según el propio Presidente, se pretende “poner el acento de las políticas del Gobierno en la lucha contra la pobreza infantil”. Además, hasta ahora Carcedo también pertenecía a la ejecutiva del PSOE, como secretaria de Sanidad.

Es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Oviedo y diplomada en Medicina de Empresa por la Escuela Nacional de Medicina del Trabajo.

Recoge la cartera ministerial de Sanidad con una visión muy similar a la de Montón, al menos en algunos puntos. Así lo hizo ver en una entrevista concedida a Redacción Médica el pasado mes de febrero, cuando todavía gobernaba el Partido Popular.

La salud no tiene precio, pero sí clase

Tras preguntarle cuál era la prioridad del PSOE en sanidad, su respuesta fue que se trataba de la recuperación de la Universalidad, finalmente puesta en marcha por Montón.

Apuntó también a la preocupante generación de desigualdad como resultado del incremento del aseguramiento privado e incidió en la precariedad laboral de algunos profesionales sanitarios. ¡Finalmente, hizo ver la necesidad de recuperar los presupuestos para su sector y abordar la financiación autonómica.

Su visión de las pseudoterapias

Si algo gustó de Montón a los profesionales de la ciencia y la sanidad desde el primer momento de su nombramiento fue el activo papel en la lucha contra las pseudoterapias que ya había comenzado a desarrollar desde su anterior puesto en la Generalitat Valenciana.

Sanidad quiere que Europa deje de considerar a la homeopatía como medicamento

Ahora, muchos se preguntan cuál será la postura de Carcedo en este sector.

Como Secretaria Ejecutiva de Sanidad y Consumo del PSOE, firmó el pasado mes de octubre, junto al secretario de Emprendimiento Ciencia e Innovación, la carta con la que se corregía la intervención del portavoz del partido en el Congreso, cuando defendió el papel de las medicinas alternativas y abogó por su regulación. En dicho comunicado, proclaman la necesidad de un Sistema de Salud basado en la evidencia y aseguran que su visión de futuro pasa, como no puede ser de otra manera, por el conocimiento científico.

Esto le confiere, en un principio, una visión similar a la de su predecesora. Ahora, sólo queda esperar a ver cuáles serán sus primeras iniciativas como ministra.