La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Carmen Montón, ha comparecido hoy en el Congreso de los Diputados para explicar las políticas que llevará a cabo durante los dos años que restan de legislatura. "La homeopatía no cura", ha asegurado durante su intervención. La socialista ha explicado ante la Comisión que de un medicamento "se espera que haya superado ensayos de seguridad y eficacia, algo que no ocurre con estos productos".

Con esta declaración de intenciones Montón continúa el camino emprendido en la Generalitat Valenciana contra las pseudoterapias cuando ocupaba el puesto de consellera de Sanitat Universal i Salut Pública. La ministra ha comentado que instará ante la Comisión Europea la modificación de la Directiva comunitaria que considera a los productos homeopáticos como medicamentos.

Su objetivo es, precisamente, que la homeopatía no pueda clasificarse dentro de la misma categoría que los medicamentos que sí han superado los correspondientes ensayos clínicos para garantizar la seguridad y la eficacia. Carmen Montón también ha asegurado que pretende "poner orden en el mercado", con el fin de que se cumpla la normativa española que autoriza el registro y la dispensación de los medicamentos de uso humano. Para ello empleará "todos los mecanismos legales, incluidas sanciones, para que solo permanezcan en el mercado los productos autorizados". Además la ministra quiere "informar con veracidad" para que la homeopatía "no sustituya a los tratamientos avalados por la evidencia científica".

Recuperación de la sanidad universal

Carmen Montón ha comenzado su intervención en el Congreso de los Diputados confirmando que el Gobierno modificará el Real Decreto de 2012 para "recuperar la universalidad en la atención sanitaria". La medida, que llegará durante las próximas semanas, beneficiaría a casi 300.000 personas, según los cálculos del Ejecutivo. La ministra ha asegurado que estudian eliminar los copagos, empezando por aquellos que afectan a "los pensionistas más vulnerables". "Hay una evidencia de que es una barrera en el acceso a los tratamientos. El copago cargó a las familias sin disuadir del consumo y contribuye a las desigualdades. Aumentar la adherencia a los tratamientos es invertir en salud", ha dicho la valenciana.

Entre las propuestas en las que trabajará el Gobierno de Pedro Sánchez en 2019 se encuentra la recuperación "de las cotizaciones a la Seguridad Social para las cuidadoras no profesionales", según la Ley de Dependencia, y el desarrollo de una estrategia de apoyo a las familias más vulnerables. El Ministerio de Sanidad también trabajará, ha dicho Montón, en un proyecto de ley contra la violencia en la infancia —que complemente la lucha contra la violencia de género, "una lacra"—. También abordará un plan integral de prevención del suicidio y del manejo de la conducta suicida. "El año pasado 3.569 personas se suicidaron en España. Es el doble de muertes que las causadas por los accidentes de tráfico. Tres de cada cuatro eran varones. Es la principal causa de muerte prevenible", ha señalado Montón.

La política socialista también ha hablado de nuevas medidas dirigidas a las personas con adicciones, con el objetivo de trabajar "en los determinantes sociales, la educación, la prevención, la rehabilitación y en los planes de reducción de daños". En particular, la ministra ha mencionado tanto las adicciones a sustancias como de comportamiento, como pueden ser las ciberadicciones y el juego. Entre sus objetivos, Carmen Montón ha enumerado las políticas para abordar enfermedades como el alzhéimer, la hepatitis, la tuberculosis, la infección por VIH y para luchar contra problemas como la pobreza infantil, a la que ha descrito como "una realidad lacerante", promoviendo que España continúe siendo "líder en trasplantes".

El Gobierno ha confirmado la "recuperación del acceso de mujeres solas y lesbianas a los tratamientos de reproducción asistida". Lo hará mediante una orden ministerial para incluirlos en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud, después de que el Consejo de Ministros del pasado viernes diera a conocer un informe positivo sobre esta materia. Además, el Ministerio de Sanidad se ha comprometido a evaluar la estrategia sobre las enfermedades raras "para asegurar el acceso rápido y equitativo al diagnóstico, los tratamientos y a la información". En todas las estrategias, ha explicado Montón, "se incluirá la perspectiva de género".

Por último, el Ejecutivo se plantea desarrollar "un calendario vacunal común a lo largo de toda la vida" e introducir "el concepto de coste-valor en la evaluación y financiación de medicamentos", con el fin de integrar una visión científico-clínica, gestora y de los pacientes. Carmen Montón ha asegurado que quiere "abordar la medicina personalizada con eficiencia" y "promover la investigación pública y la colaboración con el sector privado". Para ello Montón pretende impulsar "líneas prioritarias en biomedicina", sin ofrecer más detalles, "y proyectos de atención primaria con perspectiva de género".

Otras de las propuestas que ha mencionado en su intervención son el fomento de "un acceso sin barreras a nuevas tecnologías para personas con discapacidad", "garantizar los derechos de consumidores y usuarios", "introducir las necesidades sociales como elemento transversal en políticas sociales", "evitar las agresiones a los profesionales sanitarias y aprobar la prescripción enfermera". Montón ha concluido su comparecencia hablando de "recuperar derechos" para garantizar "la dignidad de las personas y la decencia y la justicia de las políticas".