La próxima película sobre el agente secreto más famoso del séptimo arte ya se va encarrilando con un nuevo cineasta que tomará sus riendas para sumarse a los directores Terence Young (Dr. No), Guy Hamilton (Goldfinger), Lewis Gilbert (Moonraker), Peter Hunt (007 al servicio secreto de su Majestad), John Glen (Octopussy), Irvin Kershner (Nunca digas nunca jamás), Martin Campbell (Casino Royale), Roger Spottiswoode (El mañana nunca muere), Michael Apted (The World Is Not Enough), Lee Tamahori (Die Another Day), Marc Forster (Quantum of Solace) y Sam Mendes (Skyfall), que se han ocupado antes que él de la franquicia. Para Bond 25 había sido escogido el reputado Danny Boyle (Slumdog Millionaire, Steve Jobs), que trabajaba desde marzo su idea para el nuevo filme con John Hodge, autor de los libretos de otros cuatro suyos: Trainspotting (1996), La playa (2000), Trance (2013) y T2: Trainspotting (2017).

Los guionistas Neal Purvis y Robert Wade (Johnny English), responsables de los textos de The World Is Not Enough (1999), Die Another Day (2002), Casino Royale (2006), Quantum of Solace (2008), Skyfall (2012) y Spectre (2015), habían escrito un borrador anterior, y la cosa pintaba bien o, por lo menos, estimulante con Boyle y Hodge a bordo. Sin embargo, parece que se torció, y la cuenta oficial de James Bond en Twitter publicó el 21 de agosto el siguiente mensaje: “Michael G. Wilson [guionista y productor de la saga], Barbara Broccoli y Daniel Craig anunciaron hoy que, debido a diferencias creativas, Danny Boyle decidió no seguir dirigiendo Bond 25”. Esto tiene pinta de que aquí ha habido un choque de trenes entre la visión de los tres escritores involucrados en el desarrollo de la trama, y como los productores ya habían confiado en Purvis y Wade para las últimas seis entregas de la franquicia, son Boyle y Hodge los que han ido a los leones.

bond 25 cary fukunaga
Victoria Will - Shutterstock

Y se rumoreaba en las bambalinas de la industria y los mentideros periodísticos, por otra parte, que el deseo expreso de Boyle de que el actor polaco Tomasz Kot (Cold War) encarnara al principal villano ruso, y no algún otro con mayor caché internacional como los que ya se habían encarado con el agente secreto en las películas precedentes —Mads Mikkelsen (After the Wedding) como Le Chiffre, Mathieu Amalric (Munich) de Dominic Greene, Javier Bardem (Mar adentro) como Raoul Silva y Christoph Waltz (Carnage) del superior Ernst Stavro Blofeld—, había causado también fricciones con el mismísimo Daniel Craig, al que le gustaría que un profesional de su talla le diese la réplica. Y no hay que olvidar que la estrella protagonista es igualmente coproductor del filme, por lo que su influencia en la toma de decisiones sobre la misma es muy considerable y, por lo visto, prefiere ir a lo seguro y no arriesgar con un desconocido talentoso.

El caso es que el sustituto de Boyle no se ha hecho esperar en exceso: Eon Productions ha anunciado hoy, con gran alegría para los seguidores de estas peripecias de espionaje, que el reconocido Cary Fukunaga será quien finalmente dirija Bond 25, con lo que se va a convertir en el segundo cineasta de Estados Unidos después de Irvin Kershner (Star Wars V: El Imperio contraataca) en ocuparse de un filme sobre el agente secreto con licencia para la escabechina, y eso considerando que Nunca digas nunca jamás, encabezada por Kershner y con un maduro Sean Connery (Indiana Jones y la última cruzada) como James Bond por séptima vez, es la única que no ha producido Eon. “Estamos encantados de trabajar con Cary. Su versatilidad e innovación lo convierten en una excelente opción para nuestra próxima aventura de James Bond”, han manifestado los productores Wilson y Broccoli en la misma cuenta oficial de la franquicia de James Bond en Twitter.

Fukunaga, que tiene en su haber el drama criminal de aventuras Sin nombre (2009), la adaptación de la clásica novela romántica Jane Eyre (2011), de Charlotte Brontë, y el drama bélico Beasts of No Nation (2015) en el ámbito del largometraje y los episodios de la primera temporada de la serie televisiva True Detective (Nic Pizzolatto, desde 2014), tendrá que traducir a imágenes en movimiento el guion de los veteranos Purvis y Wade. Y lo más curioso del asunto, por si alguien no es consciente, es que hayan confiado en él para reemplazar a Boyle siendo que Fukunaga ya se largó de uno de los proyectos de cine más importante de los últimos tiempos: la versión en dos entregas de It (Andrés Muschietti, 2017, 2019), la gran novela de Stephen King; y las razones fueron las de siempre: las socorridas diferencias creativas. Esperemos que no vaya a seguir en esta ocasión también el mismo camino que Danny Boyle.