Los que esperamos con muchas ganas una nueva versión cinematográfica de It, la famosa novela de Stephen King en la que un grupo de amigos se enfrenta en dos ocasiones a un payaso terrorífico que acecha y devora a los niños de la localidad de Derry, hemos recibido como un jarro de agua fría la noticia de que tras las cámaras no estará Cary Fukunaga, que se ha hecho un nombre dirigiendo la serie ya de culto True Detective (2014) y que antes había despertado el interés con las películas Los sin nombre (2009) y Jane Eyre (2011).

Según informa The Wrap, la razón de su abandono es una disputa con la productora New Line sobre el presupuesto de la adaptación, pues Fukunaga se niega a que su visión artística se vea comprometida o perjudicada por contar con menos medios para realizarla. Además, las localizaciones que había escogido para el rodaje también han sido un problema: quería grabar en Nueva York, pero lo cara que es esta ciudad para el cine ha hecho que la productora no se muestre a favor de aprobar su elección.

Por otra parte, pese a que el propio Stephen King decía estar muy satisfecho con el guion, New Line tampoco estaba muy contenta con el actor que iba a encarnar al infame payaso, el joven Will Poulter, puesto que preferían a una estrella con mayor atracción para el público, quizá con la idea de que haga olvidar a Tim Curry, el actor que lo encarnó en el telefilm de Tommy Lee Wallace de 1990. E incluso la decisión de Fukunaga de dividir la adaptación en dos películas, separando los dos ejes temporales que se relatan en la novela —la lucha contra el payaso en la niñez de los protagonistas y, luego, cuando son adultos—, que de hecho favorecía el propio libro, tampoco ha gustado a los jefazos de la productora.

El proyecto se encuentra en punto muerto, a la espera de encontrar un nuevo director. Una noticia triste para los que estábamos ilusionados con él. Esperemos que este percance se resuelva pronto y que escojan a otro cineasta que esté a la altura, como mínimo, de Fukunaga.