Samsung cuenta con uno de los procesos de producción de chips más avanzados en sus fábricas propias, siendo uno de los pocos actores que quedan vivos en esta industria, junto a TSMC, Intel y GlobalFoundries. Para la próxima generación de smartphones de gama alta llegará la litografía de 7 nanómetros, lo que de por sí traerá grandes ventajas en calor generado y consumo energético.

Pero no será lo único. Samsung y ARM han anunciado que, gracias a una extensión de la colaboración que hasta ahora tenían con ARM en torno a sus fábricas, lograrán alcanzar (y más adelante superar) la velocidad cumbre de 3 GHz en núcleos de alto rendimiento ARM Cortex-A76, en los que probablemente estarán basados el nuevo Snapdragon que suceda al 845 y el Exynos que haga lo propio con el 9810. Hasta ahora, el récord en smartphones lo marcan los 2,9 GHz del último Exynos.

Gran parte se debe a la plataforma Artisan Physical IP de ARM. Sus ventajas se aplicarán primero en los 7 nanómetros de Samsung, conocidos como 7LPP (7nm Low Power Plus), y más tarde en 5 nanómetros, bajo el nombre 5LPE (5nm Low Power Early). Es decir, el trabajo de ambas compañías es evidente, más allá de su oferta de producto tradicional, que incluye características como la novedasa arquitectura de organización DinamIQ de ARM que hemos visto en los chips más recientes.

La producción de Samsung en 7 nanómetros 7LPP comenzará esta segunda mitad de 2018, y para la esperada generación de la litografía ultravioleta extrema habrá que esperar al año que viene, pese a que se esperaba para este. Los costes adicionales que ha tenido han hecho necesaria mayor inversión. Tras ello, los 5 nanómetros 5LPE brindarán a los diseñadores y fabricantes de chips la capacidad de lograr ahorros de energía y una reducción de tamaño muy considerable.

Todo estos anuncios llegan en un momento en el que Intel aún no ha distribuido procesadores de 10 nanómetros. Llevan años de retraso, lo que le ha hecho perder el liderato en fábricas. Aunque la dificultad de producir procesadores de escritorio y móvil no es la misma, la distancia ya es excesivamente grande, según los expertos, como para seguir afirmando que la "Ley Moore no ha muerto".

Es probable que para el CES 2019 y el MWC 2019 veamos en productos finales estas novedades. Quién sabe si en un smartphone plegable.