Dicen que "hierba mala nunca muere", y tal parece ser ese el caso de Cambridge Analytica.

Al menos cuatro ex empleados de la firma británica en desgracia han estado preparando la campaña de reelección del presidente Donald Trump para 2020 como parte de una nueva firma de consultoría política, ha confirmado Associated Press (AP), según recoge The New York Times.

Similar al trabajo que hacía Cambridge Analytica, Data Propia se perfila como una firma especialista en selección de votantes y consumidores. La compañía es liderada por Matt Oczkowski, ex jefe de producto de la firma británica y quien dirigió el equipo que realizó la exitosa campaña de Trump en 2016. También cuenta con el ex jefe de datos científicos de Cambridge Analytica.

Si bien Oczkowski ha negado estar preparando la campaña de reelección de Trump, admitió que Data Propia aceptó hacer la campaña del Comité Nacional Republicano de este 2018.

¿Cómo se supo de la nueva campaña?

La agencia noticiosa estadounidense asegura que la información fue confirmada a través de diversas conversaciones con contactos políticos y posibles clientes de Oczkowski en las últimas semanas.

En una de estas conversaciones que tuvo lugar en un lugar público y fue escuchada por dos de sus reporteros, Oczkowski comentó que él y el director de campaña de reelección de Trump, Brad Parscale, estaban "haciendo el trabajo del presidente para 2020".

Por otro lado, una persona familiarizada con el trabajo de Data Propia en Washington y que pidió mantener el anonimato para proteger sus relaciones comerciales también confirmó que la preparación de la nueva campaña de Trump 2020 ya había comenzado siguiendo las líneas del trabajo realizado por Cambridge Analytica en 2016.

¿Qué fue de Cambridge Analytica?

El escándalo de Cambridge Analytica comenzó hace unos meses, cuando se dio a conocer que había usado indebidamente los datos de al menos 87 millones de usuarios de Facebook en favor de la campaña digital que dio el triunfo al republicano el 2016.

El CEO de la red social, Mark Zuckerberg, incluso ha tenido que declarar ante el Congreso de los Estados Unidos para explicar cómo es que bots y cuentas rusas usaron su plataforma para publicar anuncios, propaganda y mensaje de segregación social para influir en los votantes del país.

Pese a que Cambridge Analytica cerró sus puertas definitivamente en mayo pasado, pronto surgió nueva luz de que solamente se había llevado a algunos de sus directores a una empresa con un nuevo nombre, Emerdata Limited.