Tal y como Francisco Sierra (Director General de N26 España) adelantó a Hipertextual, los clientes de N26 ya pueden realizar pagos con la plataforma Google Pay —anteriormente conocido como Android Pay—.

A finales del pasado año, N26 también hizo sus tarjetas compatibles con el sistema Apple Pay, que permite a sus clientes realizar pagos con un iPhone, iPad, Apple Watch o Mac.

Para agregar una tarjeta de crédito o débito a Google Pay, el cliente solo tiene que descargar la aplicación correspondiente, introducir los datos de la tarjeta que desea agregar y confirmar la operación mediante SMS o la propia aplicación del banco. Una vez completado el proceso, el cliente puede pagar con su teléfono móvil en cualquier TPV con tecnología contactless, la cual goza de una gran expansión en el territorio español.

Para procesar las transacciones de forma segura, Google Pay utiliza métodos biométricos como la huella dactilar. Según los expertos, este sistema es más seguro que el código numérico que emplean las tarjetas de crédito y débito convencionales para verificar pagos y transacciones.

En España, Android es el sistema operativo más utilizado. Su cuota de mercado trimestral oscila el 90%, según los datos más recientes de Kantar Worldpanel. Ofrecer una solución de pago móvil para esta plataforma es, por lo tanto, una oportunidad de negocio muy interesante para la entidad alemana.

N26 es uno de los bancos digitales más populares de la escena fintech. Cuenta con más de 800.000 clientes en toda Europa, y su objetivo es alcanzar los 5 millones antes de 2020.

Recientemente, la entidad alemana cerró una ronda de financiación de 160 millones de dólares, liderada por Allianz y Tencent. Su financiación total ha sido de 215 millones de dólares, situándose entre las más cuantiosas del ecosistema emprendedor europeo.

En los primeros meses de 2018, N26 comenzó a operar de forma local en España. Su recién nombrado Director General, Francisco Sierra, aseguró en una entrevista a Hipertextual que los clientes del mercado español recibirán, a lo largo de los próximos meses, la posibilidad de obtener IBAN español, realizar pagos con teléfonos Android y crear cuentas compartidas con otras personas.