La fecha estaba programada para después de verano, pero no había nada en el calendario. N26 tenía ya tiempo trabajando en su inclusión a Bizum. Es ahora, con el principio del curso, cuando han confirmado que ya están plenamente integrados y que, además, ya está disponible para sus usuarios.

Ha sido un proceso que, desde la compañía, apuntaban a Hipertextual que estaba siendo complejo. Los estándares del consorcio de bancos españoles que conforman Bizum son muy precisos. N26 tenía que adaptarse o renunciar a Bizum. Y tenía que adaptarse mucho. Después de todo, los sistemas de pago de N26 se rigen por las reglas alemanas. El modelo de pagos instantáneos juega con otras reglas y, por supuesto, no admite otras. La fintech ha tenido que adaptar todo su ecosistema a las especificaciones del consorcio.

De esta manera, la fintech ya ha confirmado que todos los clientes con IBAN español ya pueden asociar su cuenta a Bizum en N26. Es un reto grande, sin embargo. Pese a que la entidad explicaba a Hipertextual que son muchos los usuarios que lo venían solicitando desde hace tiempo, la realidad es que N26 tiene que competir con un estándar muy implantado en las entidades tradicionales en España. Es decir, tendrá que convencer a los usuarios de la fintech de que usen Bizum con ellos y no con otros. Porque, ante todo, se mantiene la regla de una sola cuenta por usuario.

Aun así, N26 tiene el honor de ser el primer neobanco que logra unirse al selecto grupo de Bizum. Es de esperar que tampoco sea el único. Revolut es otro de los grandes del sector que, muy posiblemente, intente buscar su hueco con Bizum. Uno de los estándares mejor aceptados en la banca nacional. Vivid Money, Rebellion o Wise también están en la lista de aquellos que podrían entrar a competir. Por su parte, la enseña española Bnext no parece que tenga interés –al menos a corto plazo– de adentrarse en el sector. De momento, siguen con su token recién lanzado con la ayuda de Bit2Me.

Las cuentas pendientes de N26

N26 hixo varias promesas hace unos meses. Una de ellas era la de entrar en Bizum en algún punto después de verano. La otra de ellas sería la de adentrarse en el mundo de las criptomonedas. Sin ningún planteamiento fijo sobre la mesa, al menos de cara al exterior, la fintech anunciaba que estaba trabajando en su propuesta para entrar en ese ecosistema.

Muy posiblemente a través de un wallet de gestión de criptoactivos, N26 aún tiene que dar un paso adelante en este sector. Justo en un momento en el que la actividad transita por un terreno complicado. El llamado invierno de las cripto sigue en pleno apogeo y, a corto plazo –acompañado de una economía internacional complicada– no parece que se revista de grandes cambios.

Deja un comentario

Deja tu comentario