Tal y como habían prometido, las tarjetas de débito emitidas por N26 ya son compatibles con Apple Pay. A partir de ahora, los clientes del banco alemán podrán pagar en establecimientos y aplicaciones haciendo uso de su iPhone, iPad o Apple Watch.

Este servicio está disponible tanto para los clientes de la versión "estándar" de N26 como para los clientes de la modalidad Black. Esta última tarjeta ofrece una serie de privilegios a sus poseedores, además de un seguro de viajes y compras con Allianz.

La startup alemana, que opera desde hace varios años en España, cuenta con licencia bancaria y sus depósitos están protegidos por el fondo de cobertura alemán, que asegura hasta 100.000 euros por cliente en caso de insolvencia por parte del banco.

Con este movimiento, N26 se convierte en la octava entidad bancaria en ofrecer compatibilidad con Apple Pay en España. Desde diciembre de 2016, las tarjetas emitidas por Banco Santander, Carrefour y American Express ya son compatibles con el sistema de pagos móviles de Apple. A lo largo de 2017 se han sumado a esta lista otras entidades como CaixaBank, imaginBank y Boon.

N26 se convierte en la octava entidad que ofrece compatibilidad con Apple Pay en España.

De los tres grandes bancos españoles, solo BBVA se mantiene al margen de Apple Pay. El segundo mayor banco de España por activos se alió el pasado verano con Google para lanzar en exclusiva —temporal— el sistema de pagos móviles Android Pay, de prestaciones similares al sistema de Apple. Sus dos mayores rivales (Banco Santander y CaixaBank) ya ofrecen soluciones en ambas plataformas gracias a sus propios wallets, a la compatibilidad con Samsung Pay y a la ya citada integración con el sistema Apple Pay.

Actualmente, España es considerado uno de los países con mayor estímulo de la tecnología NFC y los pagos contactless. En 2012, CaixaBank y los organismos locales de Barcelona convirtieron a esta ciudad en una de las regiones con mayor penetración de esta tecnología. En los años posteriores, tanto CaixaBank como el resto de bancos rivales han continuado el desarrollo y la expansión de esta tecnología a lo largo de todo el territorio nacional.