Nacieron en 2014 y, a término de 2017, ya consiguieron cerrar tres rondas de financiación. La cuarta de ellas, la más importante de todas, ha sido por 13,5 millones de euros. ¿Su objetivo? Crecer y expandirse al extranjero.

La concepción internacional de los modelos de negocio desde el minuto uno ha sido siempre una de las bases de Spotahome. Alejandro Artacho, uno de sus fundadores, arrastra esa historia de emprendimiento por el mundo como contaba a Hipertextual. De vender aceite en china, a montar viajes turísticos en España para luego pasar a alquilar viviendas con visitas virtuales.

Ahora se están haciendo grandes y, gracias a la ronda cerrada hace pocos meses, Spotahome ha decidido expandirse vía adquisiciones. Ya lo avisaron, en cualquier caso. Ahora, la startup española ha comprado Erasmusu. También localizados en España, concretamente en Murcia, esta startup está centrada en uno de los focos de negocio más rentables para el futuro de Spotahome: los estudiantes. Concretamente estudiantes internacionales, muchos de ellos afiliados al programa Erasmus de Europa. La apertura al negocio de los estudiantes podría suponer el despegue definitivo de la startup, según Artacho:

" El valor ofrecido por el equipo de Erasmusu en contenido es fascinante y la lealtad de su comunidad, que se cuenta en millones de estudiantes, nos está ayudando a conocer mucho más este segmento y especializarnos para proveer de la mejor experiencia posible en múltiples dispositivos. Con Javier, Emilio y su equipo vamos a trabajar duro para explotar sinergias y seguir mejorando la experiencia de nuestros clientes".

Con esta adquisición, Spotahome puede aumentar su porfolio de pisos en 115.000 y convertirse en un holding de alquiler de pisos con un modelo interactivo. Este crecimiento, además, está muy centrado en países de centro Europa. Lituania, Polonia y otras cinco ciudades, que se unen a la familia de Spotahome. Ahora, el total de localizaciones es de 450 ciudades y 65 países.