Como arte, la ciencia ficción sirve para deleitarnos, para entretenernos en cualquiera de sus expresiones: cuentos, novelas, series, películas. Como producto cultural ha cautivado a muchos y en gran medida a la comunidad científica, si nos preguntamos para qué sirve la ciencia ficción, puede decirse que para influenciar a las personas y llevarlas a pensar y sentir más allá de los límites.

Ahora bien, la ciencia ficción tiene muchos subgéneros, aunque sería casi imposible repasar cada uno de ellos y cada obra que los conforman, lo que sí podemos hacer es hablar de uno de ellos: la ciencia ficción humorística. En él encontraremos obras que tienen, además de los fabulosos elementos de ciencia ficción, un toque de humor que va desde el más ligero y ameno hasta la más ácida sátira o humor negro.

Esta mezcla ha sido una fórmula ganadora, la ciencia ficción humorística nos ha dado títulos tan especiales en el cine como: "Short Circuit", "Ghostbusters", "Evolution", "Innerspace", "Back to the Future" y "Men in Black" (estas dos últimas forman parte de las trilogías inolvidables del cine). También tenemos la divertidísima "Mars Attacks!" de Tim Burton y la genial "Dr. Strangelove" dirigida por Stanley Kubrick, en donde aparece uno de los científicos locos más queridos y entrañables (e hilarantes) de la ficción.

También hemos disfrutado franquicias de ciencia ficción como Star Treck y, claro, la monumental Star Wars que siguen dando frutos y cosechando adeptos. Por supuesto el humor no deja intacto nada de esto, mucho menos la oportunidad de reírse de un género que a veces se toma muy en serio. Por tal motivo tenemos la parodia por excelencia de Star Wars: "Spaceballs", así como la parodia de Star Treck, "Galaxy Quest".

No debemos olvidar que la misma "Dr. Who" está llena de humor a lo largo de sus muchas temporadas hasta su nueva doctor Tiempo. El sello característico de esta serie es su humor ligero y entrañable. También podemos mencionar a la divertida "3rd Rock from the Sun", emitida del 1996 al 2001; "Quantum Leap" de 1989 a 1993 o "Mystery Science Theater 3000" de 1988 a 1999 (revivida por Netflix), entre otras.

Los orígenes de la ciencia ficción humorística

Mars Attacks!

La definición de ciencia ficción (o ficción científica, como prefieren llamar otros) sigue siendo motivo de discusiones, así como el nacimiento de este amplísimo género. El término «ciencia ficción» se le adjudica a Hugo Gernsback cuando en 1926 lo incorporó a la portada de una de las revistas de narrativa especulativa más conocidas de los años 1920 en Estados Unidos: Amazing Stories; aunque el término tardaría en generalizarse.

De algo que hay más concenso es de que Frankenstein o El moderno Prometeo de Mary Shelley fue el primer título de ciencia ficción con los elementos con los que hoy identificamos al género. Así, mientras en revistas pulp aparecían los primeros relatos de ciencia ficción, fue hasta que Henry Kuttner y Arthur K. Barnes publicaron la serie Pete Manx (a veces lo hacían bajo el seudónimo de Kelvin Kent) en Thrilling Wonder Stories durante los años treinta y cuarenta. Kuttner cimentó su carrera como uno de los autores de ciencia ficción humorística con su series "Gallegher" y "Hogben".

Don't Panic!

Hace muy poco SpaceX hizo historia con el lanzamiento del Falcon Heavy (así como la recuperación de dos etapas laterales). Además de estos logros, también ostentaron un Tesla Roadster que llevaba como carga el Falcon Heavy. Este logro-anuncio-publicitario sin duda hizo historia en la exploración espacial pero también en la cultura con las impactantes vistas que logró: un auto en el espacio, con un traje útil y espectacular, así como con varios guiños a la ciencia ficción.

Starman, el "piloto" del Tesla Roadster lleva en su tablero una frase icónica: "Don't panic!", como referencia a la Guía del autoestopista galáctico, de Douglas Adams, y una placa de circuito en la que se puede leer "Made on Earth by humans" ("Fabricado en la Tierra por seres humanos"). Además de esto llevaba un cochecito de juguete de la marca Hot Wheels en el salpicadero y en el interior una copia de la Trilogía de la Fundación de Isaac Asimov.

La referencia a Adams nos recuerda la importancia de esta obra en la ciencia ficción en sí y claro, en la ciencia ficción humorística. "The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy" fue originalmente un programa en forma de radio novela que fue transmitida del 1978 al 1980 en la BBC. Más tarde la adaptaría a la literatura en cinco novelas y el éxito siguió de su lado. También tuvo una adaptación como serie en 1981 y una cinematográfica en 2005.

El paraíso de la ciencia ficción humorística

Por si fuera poco, la ciencia ficción humorística encuentra en la animación la plataforma perfecta para desarrollarse sin trabas. Por tal motivo tenemos títulos encantadores, sorprendentes, llenos de humor y ciencia ficción: el clásico de los noventa de Cartoon Network, Courage the Cowardly Dog (Coraje, el perro cobarde para Hispanoamérica o Agallas, el perro cobarde en España); la impresindible, Invader Zim, Dexter's Laboratory, The Adventures of Jimmy Neutron o la querida Futurama. Eso no es todo, las nuevas generaciones de series animadas tienen títulos grandiosos y únicos: como Steven Universe y la insuperable Rick y Morty.

Con esto en mente podemos decir que encontramos en este género muchos títulos que valen la pena no sólo por su ficción científica sino por su humor, la perspectiva que da no tomarse las cosas tan en serio pero no por ello perder la profundidad y transcendencia de la ciencia ficción en nuestras vidas. Por esto y más es que nos encanta la ciencia ficción humorística.