El primer deseo de Dara Khosrowshahi ha terminado por cumplirse, después de más de 6 meses de gestiones y pronósticos vinculados a la posible inversión récord en el accionariado de la compañía, la firma se ha cerrado con éxito. La inversión directa de 1.200 millones del gigante japonés SoftBanky Dragoneer en Uber ha sido confirmada por la propia tecnológica a través de un comunicado.

El gigante japonés que está haciéndose con el mercado emprendedor a golpe de talonario

Casi el 30% del accionariado de la compañía pertenece a este nuevo consorcio de empresas, de las que SofBank cuenta con la mayor parte del porcentaje. Les posiciona, además, como los mayores accionistas de la compañía por encima incluso del propio Kalanick. El cual, si ya no lo era antes, se convierte en un multimillonario con todas las letras.

El acuerdo, que incluía una inversión de capital y la compra de acciones de miembros de la junta y empleados de la compañía, posiciona al japonés con el poder suficiente como para replantear las posiciones del equipo directivo, el cual aumentará en sillones, y preparar el terreno para el objetivo últimode Uber: su salida a bolsa. Dejando 2018 como el año de la consolidación y el ajuste de las cuentas de pérdidas y ganancias, ciertamente descompensadas, el año para arreglar los problemas locales, como puede ser el caso de Londres y la posible pérdida de su licencia de operaciones, será 2019 el año que se ha planteado como posible para la oferta pública inicial.

El final de la compra, además, confirma uno de los pronósticos de Uber: el cambio de la política de gestión de sus asuntos públicos. Ya comenzó con el cambio de CEO y ahora se continuará con la gestión. La discriminación racial y sexual en las oficinas de Uber, los cosos de acoso sexual, los temas de espionaje a funcionarios y uso indebido de datos que podía costar la licencia de operaciones a Uber en Reino Unido... todos asuntos pendientes que el nuevo CEO asume que no se han llevado de la mejor manera.

Con el buen hacer de la compañía de aquí a un tiempo es posible que puedan pasar el umbral de los 70.000 millones de dólares en valoración. De momento, se queda con los 67.500 y unas pérdidas 1.460 millones de dólaresa finales de 2017.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.