Una de las máximas de Uber es la del pago a través de la app, lo cual ayuda a la experiencia de usuario y, sobre todo, al tema de la declaración de los ingresos por parte de la compañía. Sin embargo, ya han sido varios los casos en los que la californiana ha tenido que saltarse su máxima, principalmente en India y algunas regiones de Latinoamérica, y aceptar pagos en efectivo. O, incluso, prescindir del uso de su aplicación.

Pero Uber ya tienen solución para esta cuestión. Los posibles clientes, tanto los habituales como los potenciales, ahora tendrán la posibilidad de tener una tarjeta de débito de la empresa. Nombrada como UberCard, esta podrá usarse en cualquier lugar, pero tendrá los colores corporativos de la compañía de transporte. Para esta estrategia, que tiene el objetivo de aumentar su cuota de clientes en uno de los países más activos del mundo, se han asociado la primera banca digital mexicana Bankaool. Los usuarios sólo tendrán que registrarse, crear una cuenta y aportar un depósito de 200 pesos (unos 10 dólares).

El mayor problema por el que pasa Uber en algunas de sus geografías es el tema de la bacarización de sus clientes potenciales. Y no sólo Uber, es algo común para cualquier compañía, principalmente desde Estados Unidos. Ya nos lo contaba Margarita Rojas, de Weebly: "es el mayor trance al que se enfrentan todas las compañías a la hora de entrar a Latinoamérica, y la mayor parte fracasan en el intento.

Sólo en México, el 39% de los habitantes cuenta con acceso a los servicios bancarios. Pese a la gran población del país y a tener una renta per cápita mayor, sus cifran son de las más bajas del continente; que están en algo más de un 50% de media.

Quizá, aprovechando esta circunstancia, mejoren sensiblemente las cifras.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.