Mientras el mundo de las VTC se desploma alrededor de las grandes plataformas de movilidad –al menos en las regiones en las que aún no se ha regulado su actividad–, las compañías siguen intentando fidelizar a sus usuarios de las mil y una maneras posibles. En este caso, el turno lo tiene Uber, que acaba de anunciar las Tarjetas Regalo en su aplicación.

Es un clásico en los comercios de toda la vida, pero que ahora trasciende a las aplicaciones de movilidad. Según apuntan desde la tecnológica, es un modelo de negocio que busca que terceros regalen servicios dentro del ecosistema de la compañía. UberX, Black, Van, Comfort, Pet, Green –que se posiciona como la apuesta más grande de la compañía en España–, también los servicios de movilidad compartida con los que Uber mantiene un acuerdo –en el caso de patinetes eléctricos y bicis de Lime–. De forma adicional, también permite hacer tarjetas regalo a través de cualquiera de los servicios que propone Uber Eats, tanto para hacer compras en comercios y supermercados, como para pedidos a casa o ir a un restaurante.

Con una validez de un año, el importe restante de las compras en caso de que no lleguen al regalo completo permanecerá en la "hucha" de la aplicación.

Objetivo Uber: más usuarios

Los datos de Uber España, al menos por divisiones, son confidenciales. En total de las compañías del sector de la movilidad solo publica cifras generales ante una carrera por ganar la atención de los nuevos clientes.

Los años de la pandemia supusieron un golpe de impacto para estas compañías. Registrando cifras récord antes del covid, pasaron a una actividad prácticamente nula durante los momentos más graves del confinamiento. En el caso de Uber, su tabla de salvamento fue precisamente Uber Eats. El sector delivery, considerado servicio esencial, amplió su negocio de una forma nunca antes vista. Ahora parece pasar por horas bajas. Los elevados costes de explotación ocasionados por una Ley Rider, que parece que nadie se está tomando en serio, y la inflación que lleva una reducción del gasto en ocio por parte de las economías familiares son duros golpes que las empresas del sector están intentando manejar.

La Tarjeta Regalo de Uber tiene un doble filo. Por un lado, supone una actividad de marketing para la compañía, pero es una forma indirecta de atraer nuevos usuarios. No hace falta estar registrado para recibir el regalo, simplemente se quedará en el mail. Es, una forma rápida de atraer nuevos clientes que, tarde o temprano, tendrán que hacerse usuarios para canjear su bono en alguno de los servicios de la plataforma.

Deja un comentario

Deja tu comentario