MR. ROBOT -- "eps2.3_logic%u2010b0mb.hc" Episode 205 -- Pictured: Grace Gummer as Dominique "Dom" DiPierro -- (Photo by: Peter Kramer/USA Network)

Este repaso contiene spoilers. Sí, esto es un: SPOILER ALERT!

Hello friend, ya nos encontramos en el último tirón de esta temporada. A pesar de esto, hay demasiadas preguntas que no han sido respondidas. En este caso, pueden pasar dos cosas: o tendremos un final impresionante o postergarán los hechos hasta la siguiente temporada. Si hacen esto último será una apuesta muy grande a la lealtad de los seguidores de la serie. Y es que, uno como espectador puede tener paciencia y dar tiempo, sobre todo si es una serie que aprecia, pero no permitiremos que jueguen con nosotros. La paciencia es finita y espero en verdad que lo tengan muy en cuenta los creadores de la serie.

En el episodio pasado tuvimos un intenso final con un Elliot encontrándose con Joanna, quien familiarmente lo llama Ollie. Ella le cuenta sobre los contactos que tiene su desaparecido esposo y los regalos que le llegan a su puerta. Le pide ayuda para rastrear las llamadas que recibe en un teléfono que llegó misteriosamente. Elliot (a.k.a Ollie) se niega pero, bueno, a esta mujer parece no poder negársele nadie. Una cosa impresionante es que Mr. Robot se pone muy nervioso frente a ella, incluso dice que siente que lo puede ver. Joanna, eres muy siniestra.

Así pues, Elliot accede a hacer la búsqueda que esta quiere. Antes recibe una llamada del famoso número desconocido y Mr. Robot se esfuma. Muchas cosas podemos pensar de esto, que Tyrell no está muerto, aunque ¿cómo podría hacer las llamadas y por qué no habla? Que Mr. Robot debe estar mintiendo y por esto se esfuma y, sobre todo, que hay una realidad muy difícil de soportar por el pobre Elliot.

Gracias a estas dudas, Elliot vuelve a romper la cuarta pared, esta vez con su diálogo interno, ese que es dedicado a nosotros los espectadores. Nos dice que le ayudemos, que echemos un vistazo en su departamento para que le digamos si vemos algo extraño, algo fuera de lugar, alguna pista que lo ayude a saber qué sucede y, sobre todo, por qué Mr. Robot no está por ningún lado. El juego de cámara en esta escena es impresionante, a decir verdad en todo este episodio se nota una gran osadía en la narración visual de los eventos, definitivamente un acierto en todos los sentidos.

Elliot encuentra la procedencia de la llamada pero el guardaespaldas de Joanna dice que no es posible que hable de esa casa y se va. Una pregunta más a responder. Debe ser una dirección que él conoce pero de la que, aparentemente, no quiere decir nada.

El poder

Price es un excelente villano aunque, como he dicho antes, a veces es un personaje víctima del maniqueísmo. Es más malo que los malos. Sin embargo, y aunque llega a lo terrenos de la maldad pura, hace un excelente diálogo cuando le pide ayuda a Terry Colby para que hable con el Congreso y aprueben el rescate financiero que tanto ansía y a cambio El Congo se anexará a China.

Colby, como todos, se aterra ante la actitud del CEO de Evil Corp. y le dice que si no es inhumano jugar con los países como cartas de una mesa. La respuesta de Price es la voz de muchos conspiparanóicos (y a los que no sean no les sonará descabellado) querrán escuchar. Lo más importante es que detrás de todas esos movimientos solo hay una cosa que los alimenta: el poder, y Price lo quiere todo, quiere ser el hombre más poderoso en todo el mundo. Vale la pena mencionar que también esta escena tiene un impactante encuadre y juego visual simplemente genial.

El proceso oculto

Hidden process es el título de este episodio y ya sabemos que esto también nos da una pista del alma del capítulo. En este caso se trata de un proceso que no terminamos de conocer. Tras de él se encuentra el Dark Army. Estos tipos sí que son siniestros. Lo que hemos visto son apenas algunas cosas de las que son capaces y no han dejado de impactarnos.

Darlene y Cisco se encuentran con un militante de la FSociety herido y se ven obligados a llevarlo al hospital pues tiene inequívocas señales de hemorragias internas. Por otro lado, el FBI lanza un retrato hablado de Cisco para advertir que está implicado en el hackeo del 5/9, así que la enfermera que los atiende lo identifica y llama a la policía.

Cuando llega Dom, Darlene y Cisco se habían retirado del hospital, aunque supuestamente iban a regresar a ver a su amigo. Sin embargo, Dom sabe bien que no lo harán. En varios lados he leído acerca de lo eficiente que es esta chica como detective y cómo brilla entre sus compañeros y jefes que parecen grises y adustos. Sería bueno no impactarnos por un personaje femenino inteligente o dudar de que se pueda ser así de buen detective.

Así pues, Dom sale a buscar al fugitivo Cisco y su acompañante y los encuentra en un restaurante a unas cuantas cuadras cerca. Volvemos de nuevo a la impactante narración visual de este episodio: la vista de esta escena es como si estuviéramos en la cera de enfrente, como testigos, como espectadores temerosos para lo que viene. Nada de esto nos prepara para lo que sigue pues llegan unos tipos en moto y disparan sobre el lugar, la escena es caótica, impactante, pero la vemos con desesperación de lejos, maniatados incluso. Excelente.

No sabemos qué le pasó a Darlene y Cisco aunque vemos que Dom sobrevive y tras los disparos llega la policía. El capítulo se va a negros y seguimos oyendo las sirenas. Eso sí, nos deja pensando en la sangre que cubre la cara de Dom y que obviamente no es suya.

Beso

En medio de toda esta locura que ocurre con los personajes de la serie, Angela tiene sus propios problemas y busca a Elliot con el fin de decirle lo que está a punto de hacer: hablar con el FBI y contarles que fue ella quien plantó el dispositivo para hackearlos. Ella está derrotada después de lo que hizo, de presentar las pruebas en contra de E Corp para solo ver cómo se le regresaba el golpe. Angela le dice a Elliot que no dirá nada de ellos pero que sí se entregará.

Cuando estos se despiden se abrazan en medio de un vagón vacío del metro. Elliot es cálido y la abraza con ganas, cosa extraña. La tensión llega a su cúspide cuando se encuentran cara a cara y se besan. Algo que parecía imposible luego de una travesía como la de estos dos chicos. Elliot se baja y Angela se queda destrozada para solo darse cuenta que hay dos personas ahí, al parecer, esperándola y que lucen amenazantes. Ay, Dark Army, parece que tus brazos son infinitos.

Así pues, nos quedamos con la mesa puesta para el esperado final y esperemos que no nos dejen con tantas preguntas en el aire pues toda esta temporada hemos sido pacientes y realmente no sabemos mucho de lo que ocurre. Esperamos que nos paguen bien.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.