d8nn / Shutterstock.com

Hasta hace unos días la valoración solo rozaba los 30.000 millones de dólares. Hoy ya pueden decir que lo han logrado. Felicidades Airbnb: ya ocupas el cuarto puesto en las tecnológicas mejor valoradas del mundo por detrás de Uber, Xiaomi y Didi Chuxing.

En junio de este mismo año cerraba una financiación de deuda por casi 1.000 millones de dólares. Toda una novedad para la tecnológica, que había estado recurriendo a las ampliaciones de capital para financiar su actividad. Algo similar a la experiencia de Uber que, harta de tener que diluir su capital, empezó a optar por la deuda. Al igual que los coqueteos de Tesla con esta solución a sus problemas de deuda.

En cualquier caso, parecía que habían parado con el tema de la recaudación, pero no. Los rumores se disparaban hace unos meses cuando desde la compañía se insinuaba que una ronda de casi 850 millones estaba próxima. Pero anoche se publicaron los documentos oficiales de la ronda de financiación que, contra todo pronóstico, ha sido más baja de lo esperado. 555 millones de dólares en una serie D, tras los que se encuentran Google Capital y Technology Crossover Ventures. Ningún fondo había tenido vinculación con la compañía hasta la fecha, pero no es la primera vez que entran en el sector del turismo.

Con esto ya son 3.950 millones de dólares los que ha recaudado la empresa de alquiler de viviendas vacacionales. No está claro a qué van a estar destinados los fondos recaudados, pero teniendo en cuenta los movimientos de los últimos días lo más seguro es que la adquisición de competidores bien posicionados o empresas complementarias sean claves. En la búsqueda de una mejora de la experiencia de usuario y la cobertura de todos los aspectos relacionados con el sector del turismo no tienen la intención de poner límite. Así como el hecho de no amilanarse en el proceso de todas sus contiendas legales.