Airbnb no obligará a sus empleados a volver a sus oficinas, permitiéndoles trabajar en remoto para siempre. La novedad se conoció en las últimas horas por un correo electrónico enviado por el CEO de la empresa, Brian Chesky, a los trabajadores.

Así, quienes se desempeñan laboralmente en Airbnb podrán elegir desde dónde realizarlo. Aquellos que deseen retornar a las instalaciones de la compañía tendrán la libertad de hacerlo, mientras que quienes opten por cumplir sus tareas desde su casa o mientras viajan por el mundo también contarán con esa opción.

De esta manera, la plataforma de alquileres temporarios pretende establecer una estrategia más amplia para favorecer el teletrabajo. No obstante, el director ejecutivo manifestó su intención de realizar "reuniones y retiros" para que no se pierda por completo el contacto de persona a persona entre sus empleados.

El mundo se está volviendo más flexible sobre dónde puede trabajar la gente. Vemos esto en nuestro propio negocio. No nos hubiéramos recuperado tan rápido de la pandemia si no hubiera sido por millones de personas que trabajan desde espacios disponibles en Airbnb.

Brian Chesky, CEO de Airbnb.

Y lo que plantea Chesky en torno a Airbnb y la importancia del trabajo en remoto tiene su lógica, incluso cuando la mayor parte del mundo ha vuelto a la normalidad tras dos años de pandemia. No olvidemos que esta compañía fue una de las que más ha padecido la COVID-19, al punto de quedar al borde de la ruina. Y esto obligó a un cambio de estrategia que terminó convirtiéndose en la salvación de la tecnológica.

Teletrabajar desde un Airbnb, la tendencia que ha favorecido a la compañía

Imagen: Airbnb

Como mencionamos anteriormente, que Airbnb fomente el teletrabajo entre sus propios empleados no es casualidad. Al fin y al cabo, la compañía ha podido mantenerse en pie gracias a los clientes que han reservado estadías de larga duración en destinos temporales, pudiendo trabajar en remoto desde allí.

Esta tendencia ha sido clave para la compañía. Según informó la compañía, en la segunda mitad de 2021 el 20% de las noches reservadas fueron por estadías superiores a los 30 días. En tanto que unos 175.000 viajeros han rentado viviendas o apartamentos por tres meses o más, solo durante el último año.

Pero lo realmente interesante es que la nueva política de trabajo en remoto de Airbnb no cambiará la remuneración de los empleados, incluso si se mudan a otra ciudad dentro del país donde ya residen. "A partir de junio, tendremos niveles salariales únicos por país, tanto para el salario como para la equidad. Si tu salario se fijó utilizando un nivel salarial basado en la ubicación, recibirás un aumento en junio", indicó Chesky.

Y si bien las mudanzas internacionales definitivas todavía no cuentan con el apoyo de la compañía debido a su complejidad, los trabajadores de Airbnb sí podrán viajar por el mundo y cumplir con sus tareas a la distancia. "A partir de septiembre, podrás vivir y trabajar en más de 170 países durante un máximo de 90 días al año en cada lugar. Todo el mundo seguirá necesitando una dirección permanente a efectos fiscales y de nóminas pero estamos encantados de ofrecerles este nivel de flexibilidad", explicaron.

Lo que propone Airbnb es, sin dudas, muy interesante, y posiblemente sirva de inspiración a otras compañías. Lógicamente, la implementación del teletrabajo es más sencilla en algunos rubros que en otros, pero sigue siendo una opción muy válida. No olvidemos que muchas de las grandes tecnológicas —Apple, Meta y Google, por ejemplo— han retrasado en varias oportunidades el retorno al trabajo presencial; en muchos casos, por la negativa de los propios trabajadores de volver a las oficinas.