Samantha Cristoforetti | Agencia Espacial Europea

Últimamente, parece que la astrofotografía está cobrando un valor especial. Como ejemplo de ello tenemos la primera imagen de Plutón en alta resolución, la cual se compartió a través de Instagram. Además de los nuevos medios que facilitan la transmisión de imágenes desde lugares situados a millones de kilómetros, el auge de las redes sociales también es culpable de la facilidad con la que hoy día podemos ver este tipo de imágenes en nuestro timeline.

Asimismo, existen algunos astronautas que se han encargado de aprovechar los nuevos medios para hacernos partícipes del singular paisaje que otorga la Estación Espacial Internacional. Así, lo que antes era reservado para solo unos pocos, ahora es compartido con el resto de la humanidad gracias a estos astronautas fotógrafos.

Barcelona | Scott Kelly

Una de las instantáneas más recientes se le debemos a Scott Kelly, quien se encargó de mostrar una impresionante perspectiva aérea de Barcelona. El norteamericano lleva en el espacio exterior desde el 27 de marzo de este mismo año, y desde entonces, con una frecuencia casi diaria, a través de su Twitter ha compartido su particular rutina.

Sin embargo, Scott no es el único. Como apuntan en International Business Times, Donald Pettit es otro de los astronautas fotógrafos que ha tomado increíbles imágenes desde la Estación.

Durante los 370 días que estuvo fuera de la Tierra, Donald utilizó su cámara para para capturar instantáneas de larga exposición que revelan la presencia de meteoros y estrellas fugaces. Por ello, las imágenes mostradas poseen una gran variedad de luces, lo que dificulta enormemente el proceso de exposición. Como el propio autor afirma, se pueden obtener grandes diferencias de brillo en función del lugar donde se exponga, haciendo casi imposible ver correctamente todas las zonas de la toma. A pesar de ello, Donald fue capaz de conseguir algunas imágenes que podrían pasar por frames de “2001: Odisea en el espacio”.

Del mismo modo que Scott Kelly mostró Barcelona, la italiana Samantha Cristoforetti también publicó unas impresionantes vistas de Madrid. Sin embargo, en esta ocasión la imagen de la capital de España era nocturna, lo que evidenciaba una clara concentración de luces en el epicentro y leves focos situados en el extrarradio. No obstante, aquella imagen no fue lo único que Samantha se encargó de transmitir a la Tierra durante su etapa en el espacio exterior, hay mucho más.

Madrid | Samantha Cristoforetti

Como recogen en la BBC, la astronauta fue responsable de mostrar al mundo cómo se vive en la Estación Espacial Internacional durante 200 días, batiendo así el récord femenino de estancia extraterrestre . Así, utilizó las redes para descubrirnos cómo se prepara un café expreso en el espacio o el truco que empleaba para cortarse las uñas sin que éstas quedasen flotando.

Chris Hadfield es otro de los astronautas fotógrafos que incluso grabó un tutorial explicando qué cámara empleaba y cómo lograba obtener algunas de sus instantáneas. En el vídeo, el propio autor revela cómo aprovechaba a que el Sol se situara en el ángulo adecuado para entonces apretar el botón del disparador. De hecho, Chris ha publicado un libro titulado “You Are Here: Around the World in 92 Minutes”, donde recoge algunas de las imágenes que tomó durante su periodo en órbita.

Chris Hadfield |NASA

La lista de astronautas fotógrafos podría incrementarse muchísimo más, ya que la mayoría de profesionales enviados al espacio exterior también se han encargado de inmortalizar dicho momento. Además de avanzar en estudios relacionados con la biología o la física, parece que casi todos tienen una cosa en común: la pasión por la fotografía.

Podemos incluso remontarnos al programa Gemini iniciado en 1965, el cual sirvió de base para posteriormente llegar a la Luna con Apolo. Así, durante la misión Gemini 12 de 1996, el mismo Buzz Aldrin que años más tarde acompañaría a Armstrong capturó el primer selfie espacial de la historia.

Los medios de información, cada vez más, permiten lanzar fácilmente un mensaje y que éste sea recibido de forma masiva. Gracias a ello, actualmente podemos ver una foto histórica de un planeta con solo actualizar nuestro Instagram.