Tras más de un año de pruebas, la Agencia Espacial Europea (ESA) ha anunciado hoy por fin su nueva tanda de astronautas. Es una ocasión especial, pues en ella hay dos españoles, uno en la lista definitiva y otra en la reserva.

El primero es Pablo Álvarez, un ingeniero aeronáutico de 34 años, mientras que en la lista de suplentes está Sara García, biotecnología y de 33 años. Ambos son leoneses y estudiaron sus respectivas carreras en la Universidad de León.

De este modo, Pablo se convertiría en el tercer astronauta español de la historia, después del hispano estadounidense Miguel López Alegría, que trabajó para la NASA, y el exministro Pedro Duque, quien fue reclutado como astronauta de la ESA en 1992. En cuanto a Sara, si finalmente llegase a trabajar como astronauta, sería la primera mujer astronauta española.

Nuevos astronautas españoles

El proceso de selección de la ESA ha durado más de un año y ha estado compuesto por seis fases. Los participantes debían tener mínimo una carrera y un máster y, además, haber trabajado durante al menos tres años. Debían hablar inglés y otro idioma más, además de su lengua nativa, y tener formación en buceo y natación. Además, su estatura debía encontrarse entre 1,50 y 1,90 y no debían tener más de 50 años.

En el caso del astronauta español seleccionado, se licenció en ingeniería aeronáutica en la Universidad de León y más tarde realizó un máster en ingeniería aerospacial en la Universidad de Varsovia. Habla con fluidez el español, el inglés, el polaco y el francés y ya tiene experiencia trabajando para la ESA, pues ejerció como arquitecto mecánico para la misión ExoMars, que debería haber partido hacia Marte este año si no hubiese sido por la ruptura de los lazos entre la ESA y Roscosmos.

Por delante le queda año y medio de formación en el Centro de Astronautas Europeos en Colonia (Alemania) con el resto de astronautas de la ESA, entre los que en esta ocasión se han seleccionado también personas con discapacidad física. Una vez preparados, llevarán a cabo misiones en la Estación Espacial Internacional, pero también participarán en las dos grandes misiones del futuro de la agencia: el viaje a la Luna, planeado para 2030, y la misión tripulada a Marte.

Una biotecnóloga preparada para ser astronauta

Es la primera vez que la ESA escoge también una reserva de 20 astronautas. Y es aquí donde se encuentra Sara García. Ella se licenció en biotecnología en la Universidad de León. Allí, comenzó una carrera investigadora, que continuaría más tarde en el Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca. Actualmente, es investigadora en el Centro de Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), colabora con la Asociación Española contra el Cáncer y lleva a cabo trabajos de divulgación científica.

Tanto ella como Pablo forman parte de los únicos 28 españoles que pasaron a la segunda ronda de pruebas. Inicialmente se presentaron 1.341. Es un orgullo contar con ellos; pues, a buen seguro, esta no será la última vez que oigamos sus nombres. 

Deja un comentario

Deja tu comentario