Medir la edad de las estrellas sigue siendo todo un reto. Pero cada día parece una tarea más y más asequible para nuestros medios. Así, hace poco comprobamos que **la edad de las estrellas es bastante menor de lo que imaginábamos**.

Nada menos que 150 millones de años, como describían recientemente desde el telescopio espacial Planck. Ésta no es una cifra nada desdeñable ya que la edad total del universo se estima en unos 13.800 millones de años, más o menos, por lo que esto amplía lo que conocemos como **»edad oscura» del cosmos en un 1,1% de su total**. ¿Qué hay de diferente en nuestras mediciones para haber cometido un error que consta de un centenar de millones de años? Y, más importante si cabe: ¿significa esto que estábamos equivocados en el estudio del origen del cosmos? Ni mucho menos.

## La edad oscura del universo

La teoría más aceptada por la comunidad científica (y no científica) explica que hace entre 13.831 y 13.761 millones de años se produjo el mayor evento cósmico que jamás haya existido. El Big Bang. Gracias a éste la realidad, el espacio y el tiempo que conocemos comenzó a existir. Tras este enorme estallido el universo se convirtió, con algo de tiempo, en **una masa de gas hidrógeno opaco**. No fue hasta millones de años después que este gas fue haciéndose transparente, ionizándose, y condensándose por culpa de la gravedad hasta comenzar a encender estrellas. De este periodo no podemos ver nada en los ecos que nos llegan de tiempos pasados. Por eso lo llamamos la «edad oscura del universo», una referencia poética a la edad media de nuestra historia.

Pues bien, los resultados del telescopio espacial Planck han datado recientemente la edad de las estrellas. Y según su información, éstas son unos 150 millones de años más jóvenes de lo pensado. Esto quiere decir que **la edad oscura cósmica duró mucho más tiempo**, hasta que comenzó el periodo conocido como ionización. Antes de eso, en el universo, no había nada que se le pareciese a lo que hoy podemos observar y estudiar. Tan solo una «nada» de hidrógeno, sin un ápice de luz en toda la basta existencia hasta hace unos 13.250 millones de años.

## Desvelar el origen de la existencia

Los datos coinciden. Las anteriores hipótesis dejaban a los físicos en una situación bastante incómoda sobre cómo se habían formado las estrellas tan temprano. Según afirma Jan Tauber, de la ESA, 150 millones antes de lo que afirman los datos **no había gravedad suficiente para que el universo**, que se estaba enfriando, comenzara a formar cúmulos de materia que nos llevarían a verlo cómo es hoy día. Sin esta confirmación, sencillamente, los cosmólogos habrían tenido que buscar o incluso inventar una hipótesis más complicada en una cuestión ya muy compleja de por sí. Así que este descubrimiento Los resultados nos muestran que vamos por buen camino en el estudio del universoalivia algunas vías de investigación mientras que obliga a replantearnos algunas preguntas sobre el origen de la existencia.

Los resultados del Planck nos aportan una «imagen en alta fidelidad de los comienzos de nuestro universo visible», cuando se hizo la luz. Otro punto interesante del descubrimiento es que **da seguridad en cuanto a las investigaciones más recientes** realizadas por el telescopio espacial en los últimos años. Es una prueba de que vamos por el buen camino desentrañando los secretos del universo. Muchos son críticos con el dinero y la importancia de este tipo de investigaciones, pero ningún ser humano duda de la curiosidad innata que tenemos por nuestros orígenes y de todo lo que nos rodea. La edad de las estrellas seguirá siendo, siempre, algo incapaz de ser comprendido en su plenitud por nuestra mente. Pero, mientras tanto, seguiremos dando paso tras paso en búsqueda de respuestas.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.