Varios meses después de ser mostrado al público en la primera vez que vimos Android Wear, por fin Motorola ha presentado a los medios el Moto 360. Como todos sabemos se trata de un smartwatch, pero no uno cualquiera, sino el primero con Android Wear en tener forma circular, es decir, **el primero en ser un reloj de verdad**, el primero en mostrar como los relojes inteligentes pueden -y tienen que- ser invisibles. Y es que si algo necesitan los wearables es integrarse en nuestra vida sin que se note su presencia, que estén ahí recopilando y mostrando datos, de manera transparente. Y la apuesta de Motorola con el Moto 360 integra todo ello.

Para aquellos que dudaban de la veracidad de los renderizados, aquí lo tienen por fin. Y no ha decepcionado. El Moto 360 llega con el mismo Android Wear que ya hemos podido conocer en los LG G Watch, en los Samsung Gear Live o más recientemente en los Asus ZenWatch. En ese sentido, diferenciación poca, pero como todo en el ecosistema Android, ésta ha de llegar en otras aspectos. Y en especificaciones, la hay:

– **Pantalla**: 1.5″
– **Resolución**: 320 x 290 con una densidad de 205 ppi
– **Dimensiones**: 46 mm de diámetro y 11 mm de grosor
– **Peso**: 49g
– **Memoria**: 4GB internos
– **Batería**: 320 mAh con dock de carga inalámbrica incluido
– **Procesador**: Texas Instruments OMAP 3
– **RAM**: 512 MB
– **Conectividad**: Bluetooth LE 4.0
– **Sensores**: Podómetro y sensor de ritmo cardíaco
– **Resistencia**: IP67

Como se puede observar, Motorola ha lanzado el Moto 360 con **la misma familia de procesadores que en su día integró en Google Glass**, frente al Snapdragon 400 que llevan el resto de smartwatches con Android Wear. En cuanto a la resistencia de la pantalla, el Moto 360 será protegido por el clásico cristal de Corning, Gorilla Glass 3, que en smartphones puede ser suficiente, pero quizá en relojes, al estar más expuesto, se quede corto mostrando arañazos con el tiempo. Quizá hubiera sido más interesante ver cristal de zafiro, aunque los costes aumentarían mucho y Motorola no quiere arruinar su competitividad respecto a los otros relojes.

YouTube video

Un sentido en el que quizás esperábamos más del Moto 360 es la batería. Con 1 sólo día de uso está en la media de sus competidores, pero que incluya dock de carga es un plus a tener en cuenta. Veremos hasta donde llegan realmente sus 300 mAh, que quizá se podrían haber estirado un poco más incluyendo una pantalla AMOLED en vez de la LCD que lleva, pues como ya sabemos con fondos negros no hay consumo en las primeras, permitiendo consumir menos mostrando información en reposo, como hace Nokia con Glance.

Por último, teniendo en cuenta lo atractivo de su diseño, su buena construcción y su sensación visual de producto premium, el precio con el que llega nos parece muy contenido, **249€ para el mercado español, con disponibilidad desde el día 1 de octubre**.