Neelie Kroes, vicepresidenta de la Comisión Europea y directora de la Agenda Digital, ha asegurado en la asamblea plenaria sobre este programa que defenderá "la neutralidad de la Red para cada europeo en cada dispositivo". Es decir, Kroes pretende evitar que los operadores diferencien el tráfico según su procedencia. Esto, explicó, es básico para conseguir una sociedad sin divisiones en materia de conexión.

Además, la holandesa se mostró con ganas de dar guerra, pues reconoció que pretende usar cada uno de los 486 días que le quedan a su mandato. De ser cierto, podría conseguir importantes avances en materia de neutralidad de la Red. "No aceptaremos el bloqueo y el estrangulamiento", declaró. Y es que, en su opinión, todos los ciudadanos deberían disfrutar de un acceso a Internet completo y transparente.

Kroes también habló en Irlanda sobre los altos porcentajes de desempleo que hay en varios países de la Unión (Irlanda, de hecho, es uno de los más afectados). En este sentido, cree que es importante el sector digital y todo lo que puede ofrecer. Por ello, es vital defender la neutralidad de la Red y un acceso sin restricciones de ningún tipo.

Otra de las obsesiones de la vicepresidenta es acabar con el roaming en Europa. "Estamos atascados con el roaming móvil porque no tenemos un mercado único. Así que necesitamos ese mercado y un clima sano de inversión para que el roaming pueda desaparecer". En este cambio tienen un papel muy importante los operadores, que deberán cambiar su modelo de negocio, al menos en lo que respecta a los costes en itinerancia.

David Puttnam, productor de cine y miembro del Partido Laborista de Reino Unido, recordó que hoy en día es muy común realizar el trabajo desde un teléfono inteligente o una tableta. Por ello, imponer costes adicionales para su uso dentro de la Unión no tiene sentido.