Los usuarios de Ubuntu y sus derivados la tienen muy fácil hace rato, instalar cualquier programa es un paseo por el parque gracias al centro de software. Poco a poco muchas otras distros van implementando este tipo de tiendas de aplicaciones para que el usuario pueda descargar lo que quiera de la manera más sencilla posible. Esto también ha permitido que muchos desarrolladores pongan en venta sus aplicaciones de pago y de esta manera obtener algo a cambio de su trabajo, y sin preocuparse por conseguir un medio de distribución que llegue a todos los usuarios.

Pero, no todo es color de rosa, el centro de software aunque ha ido mejorando con el paso del tiempo, puede a veces ser un poco lento y pesado, y aunque dije muchas cosas buenas en el primer párrafo, honestamente yo lo detesto. Y eso sin mencionar que tienen un diseño más que feo. Hace unos días les dejamos algunos consejos para principiantes en Linux, uno de ellos era el de no temer a la terminal, porque con ella podemos hacer muchísimas cosas, y de manera más rápida y eficiente.

Muchos programas no se encuentran en el centro de software, así que a veces es bueno recurrir a la terminal para instalarlos.

Existen muchos paquetes y aplicaciones que no están disponibles en el centro de software, muchos de los cuales requieren el uso de la terminal para añadir un repositorio y poder descargarlos. Otros en cambio, como por ejemplo Google Chrome, hay que bajarlos como un paquete DEB para poder usarlo en Debian/Ubuntu y derivados. Este paquete DEB se puede instalar con el centro de software, haciendo doble clic sobre el. Si ya lo has hecho, probablemente más de una vez, seguro has notado que el proceso es un poquito lento, que el centro de software más de una vez se “queda pegado”, y además puedes hasta sentir lag en el sistema, y un retraso en la respuesta de las aplicaciones que estás ejecutando en ese momento, es caótico.

Instalar paquetes DEB usando dpkg

dpkg es el programa base para manejar paquetes .deb. Con dpkg puedes instalar, remover y obtener información sobre cualquier paquete .deb. Pero, se debe ver a dpkg como una herramienta de sistema que trabaja en conjunto con apt-get. Si una dependencia no se satisface, dpkg fallará, por el contrario, herramientas como apt-get crearán una lista de dependencias para instalar todo tan automáticamente como sea posible. Es decir, con dpkg instalamos paquetes .deb que ya descargamos, porque dpkg no descarga nada.

Para instalar paquetes con dpkg usamos la opción -i o –install, ejemplo:

dpkg -i paquete.deb


Para verificar que un paquete se ha instalado podemos escribir en la terminal:

dpkg -l | grep 'chrome'


Entre las comillas colocamos una palabra clave para buscar el paquete, en este caso quiero verificar si se instaló Chrome. Si la terminal arroja una lista y antes del paquete muestra “ii” quiere decir que está instalado.

instalar paquetes deb con dkpg

Para desinstalar un paquete utilizando dpkg utilizamos la opción -r o –remove, ejemplo:

dpkg -r paquete.deb


Si queremos purgar la isntalaición, es decir borrar todos los rastros del programa, utilizamos -P:

dpkg -P paquete.deb


Si quieren conocer más a fondo esta herramienta, pueden leer el manual de Debian sobre la manipulación de paquetes con dpkg.