Actualización, 29 de marzo a las 19:00 (CET): Datos actualizados en los primeros párrafos del artículo para reflejar la confirmación de la venta de más acciones durante el jueves.

-----

Tras oficializarse la compra de Twitter por 44.000 millones de dólares, Elon Musk parece haber comenzado a mover los hilos para asegurar una parte del dinero comprometido para completar la transacción. El magnate de origen sudafricano vendió unas 9.6 millones de acciones de Tesla esta semana, según documentos regulatorios publicados por la firma de coches eléctricos.

De esta manera, el empresario ha embolsado una suma que ronda los 8.400 millones de dólares. Las ventas se realizaron entre el 26 y el 28 de abril; es decir, en las 72 horas posteriores a que se anunciara que Musk tomaría posesión de Twitter. De acuerdo con la información disponible, las acciones se vendieron en un rango de precios de entre 850 y casi 1.000 dólares.

El dato no ha pasado desapercibido, por supuesto. De hecho, el propio Elon Musk tuiteó anoche que "no planeaba más ventas después de hoy". Tengamos en cuenta que originalmente se conoció la venta de unas 4.4 millones de acciones entre martes y miércoles, en tanto que este viernes se actualizó la información con la confirmación de otras 5.2 millones comercializadas el jueves.

Según recoge Bloomberg, Elon Musk se ha desprendido de más de 20.000 millones de dólares en acciones de Tesla en los últimos seis meses. Esto se debe a que a fines de 2021 vendió una porción estimada en $16.000 millones. Aún así, mantiene en su poder casi 163 millones de acciones de la firma de coches eléctricos, valuadas en más de $140.000 millones.

¿Por qué Elon Musk vende sus acciones de Tesla?

Si bien los motivos específicos no se han dado a conocer públicamente, la venta de acciones de Tesla estaría ligada a la compra de Twitter. Como mencionamos al comienzos, Elon Musk aún debe obtener parte del dinero comprometido para adquirir la red social, y no se trata de una cifra menor.

El magnate presentó a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos una financiación de 46.500 millones de dólares para concretar la adquisición. De ese total, 21.000 millones en efectivo han sido garantizados por el propio Musk, y desprenderse de una parte de su participación en Tesla parece la forma más rápida de conseguir al menos una porción de ese dinero.

No obstante, esta podría no ser la única vía elegida por Elon Musk para obtener liquidez. Es que vender sus acciones de Tesla lo comprometen a pagar sumas exorbitantes en impuestos, algo que ya ha motivado controversia en el pasado.

De acuerdo con Reuters, el CEO de Tesla se ha visto "inundado de ofertas de posibles socios de capital" para unírsele en la compra de Twitter. Y si bien se espera que en las próximas semanas decida si aceptará alguno de esos ofrecimientos, el mismo medio indica que es poco probable que lo haga. ¿Por qué? Porque el trato no ha sido estructurado como una compra apalancada tradicional.

Además de los 21.000 millones de dólares que Elon Musk ha comprometido de su propio bolsillo, el resto de la financiación proviene de dos préstamos. Uno, de $13.000 millones contra los activos de la red social; el otro, de $12.500 millones respaldado contra $62.500 millones en acciones de Tesla de su propiedad. Los mismos han sido otorgados por instituciones financieras como Morgan Stanley, Bank of America, Barclays, BNP Paribas, Citibank, Credit Suisse, Deutsche Bank y Mitsubishi UFJ Financial Group, entre otras.

Cómo hacer dinero con Twitter

Elon Musk le ha asegurado a los bancos que puede hacer dinero con Twitter. Para ello evaluaría varias posibilidades, desde la reducción de costos con la disolución de la junta directiva y posibles despidos, hasta la monetización de tuits. En este último punto, una de sus ideas sería cobrar una tarifa cuando un sitio web de terceros quiera citar o insertar los tuits de una persona u organización cuya cuenta se encuentre verificada.

En cuanto al recorte de personal, la medida ya genera preocupación entre los empleados de la red social. Parag Agrawal, actual CEO de la compañía, manifestó esta semana que no hay planes inmediatos al respecto; sin embargo, no pudo precisar qué ocurriría cuando la compra de Elon Musk se complete.

Y también existe mucha incertidumbre sobre quién será el próximo director ejecutivo. Agrawal indicó que continuará en el puesto hasta que el trato se cierre; Reuters, en tanto, asegura que el nuevo propietario ya tiene definido a su sucesor, pero que aún lo mantiene en el anonimato.