Nadie lo discute: no todo el contenido de Netflix es de calidad. De hecho, una parte considerable es una cuestionable combinación entre originales sin trascendencia, hasta producciones sencillamente sin ningún interés. Quizás se deba a la gran cantidad de contenido mensual que la plataforma incluye en su catálogo o que el público se vuelve más exigente. Cualquiera sea el caso, la infinita muestra de películas de Netflix suelen decepcionar con cierta frecuencia.

Aunque también ocurre el fenómeno contrario. Cada vez más a menudo, producciones sin mayor trascendencia resultan ser mejores de lo esperado. Pequeñas curiosidades de autor que forman parte de ese enorme universo de contenido de Netflix, perdido entre sus opciones. Una curiosa combinación entre el creciente número de contenido que el servicio de suscripción incluye cada mes y también, lo complicada que resulta su selección.

Por ese motivo, te dejamos diez películas de Netflix que parecían malas, pero que en realidad, son estupendas. Algunas quizás solo necesitan una oportunidad para calar en el gusto de la audiencia. Otras solo ser analizadas desde un punto de vista más amable. Porque el catálogo de Netflix siempre será una caja de sorpresa. Una que desde hace varios meses ofrece varias opciones mucho mejor de lo que podrías imaginar. 

Fin de semana en Croacia 

¿Un thriller con un argumento en apariencia anticuado y sin mayor aliciente que un misterio predecible? No es tan sencillo. La película de Netflix se las arregla para utilizar su fotografía — que convierte el balneario de Split en Croacia en un escenario de impacto — en un punto focal.

Pero también, su historia es mucho más de lo que parece. Este recorrido por una investigación criminal compleja es una tramposa caja de sorpresas que termina por demostrar que las buenas historias a veces parecen sencillas.

Perdidos en el Ártico

La historia real de la expedición Danesa "Alabama" a Groenlandia podría ser otra de las tantas películas de Netflix sobre dramas en expediciones y aventuras imposibles. Pero por extraño que parezca, la historia escoge un camino mucho más meditado e inteligente para narrar un conflicto geográfico convertido en hito histórico. 

Intrigante en su capacidad de mostrar la ambigua noción del éxito científico, es un brillante recorrido por los secretos de las grandes conquistas expedicionarias.

Nadie saldrá vivo de aquí

Esta película de Netflix de terror con toques nihilistas, que su director Santiago Menghini convierte en una brillante mirada al miedo y a la incertidumbre, es toda una sorpresa. Lo que podría parecer una historia facilona sobre un personaje atrapado en un escenario claustrofóbico, termina por deslumbrar. 

Lo hace por su dominio de los códigos del género y su construcción brillante sobre el bien y el mal. Una de las joyas escondidas en el amplio catálogo de la plataforma. 

El Estornino 

Este drama complicado de Theodore Melfi suele pasar desapercibido por una razón: su protagonista es Melissa McCarthy, conocida por sus comedias. Pero en esta ocasión, la actriz crea un personaje brillante, profundo y oscuro que desconcierta por sus capas de significado. 

Por si eso no fuera suficiente, el guion de la película se sostiene sobre una rara mirada sobre el duelo, el luto y la angustia. Todo a través de una de una dolorosa metáfora sobre el amor y el sufrimiento emocional.  

Sin pudor

Una escritora feminista investiga un feminicidio. La premisa parece tópica hasta el dolor. Y en especial, cuando toda la trama incluye un romance que nadie pidió. 

Pero en realidad, la película de Netflix es una sencilla pero efectiva exploración sobre el miedo en medio de un guion tramposo y bien construido. Nadie dice que ganará un Oscar, pero tiene la historia capacidad de crear tensión sin recurrir a excesos y extravagancias. O no muchas, para ser exactos. 

Culpable 

Este remake de la conocida película danesa parecía a primera vista innecesaria y en especial, sin mucha profundidad. Pero Antoine Fuqua convierte la densa y trepidante historia en una mirada brutal sobre la culpabilidad, el miedo y la responsabilidad moral.

Todo sostenido sobre la estupenda actuación de Jake Gyllenhaal. Sorprendente y emocional, es una sorpresa inesperada en el catálogo de películas de Netflix. 

El páramo

La ópera prima del director David Casademunt llegó a Netflix directamente desde Netflix. No obstante, la película estuvo precedida por críticas mixtas y por la desconfianza hacia un film de terror que apuesta al nihilismo. Pero no solo se trata de una obra cuidada y brillante. También es un recorrido extraño por espacios singulares y duros sobre la vida, la muerte y la pérdida. Todo envuelto en un exquisito apartado visual. 

Bajocero 

Con su trama de suspenso de alto calibre, la película recibió críticas por su final en apariencia predecible y algunos puntos blandos del guion. Pero en realidad, la historia del escape imposible de diez reos en condiciones brutales es un argumento sólido y aterrador. En especial, cuando el guion revela todos sus secretos y deja claro que lo que empezó como un film de acción terminó por ser algo más oscuro y tenebroso. 

Ejército de los ladrones

Este film de Zack Snyder fue criticado por considerarse innecesario y una redimensión de un universo original flojo. Pero esta heist movie divertida, con un guion inteligente y tomas asombrosas no es solo un spin off. A la vez es una vuelta de tuerca singular sobre el impulso criminal, con una tramposa versión del bien y mal a cargo de un Snyder inspirado. Ideal para los fans del director. 

Fractura 

Ignorado y ninguneado por buena parte de la crítica, este thriller de Brad Anderson oculta capas tenebrosas de terror y un retorcido sentido de la culpa. Cuando la esposa y la hija de Ray Monroe (Sam Worthington) desaparecen de forma inexplicable, la búsqueda se convierte en un recorrido tétrico y surreal.

Para su impactante final, la película de Netflix deja claro que no solo ocultó bien sus secretos, sino que además logró engañar a buena parte de la audiencia.