Intel está trabajando en un nuevo chip para el minado de criptomonedas, pero con el enfoque puesto sobre la eficiencia energética. Así, por ejemplo, se podría minar Bitcoin con una fracción de la electricidad que requiere actualmente. La compañía anunció que lanzará sus primeros "aceleradores" este año, con el fin de meterse de lleno en el mundo del blockchain.

Los detalles con respecto al nuevo chip de Intel son escasos, por no decir nulos. La firma solamente ha realizado algunas afirmaciones un tanto vagas, a la espera de que se produzca su presentación oficial. Lo que sí se ha confirmado es que entre los primeros clientes en adoptar el nuevo hardware se encuentra Block, la empresa de Jack Dorsey, el exCEO de Twitter.

De esta forma, Intel lanzará por primera vez un componente dedicado exclusivamente para tareas relacionadas con las criptomonedas. Pero lo más interesante es, sin dudas, que promete atender la crítica más importante que se le ha hecho al Bitcoin en estos últimos años: el masivo consumo de energía que se necesita para minarlo.

Repito lo anterior, la empresa todavía no ha dado a conocer las especificaciones de este nuevo chip, pero sí promete hacerlo lo más energéticamente eficiente posible. Según Raja Koduri, de Intel, el acelerador de blockchain tendrá un rendimiento por vatio "1000 veces superior" al de las unidades gráficas convencionales que se usan para minar criptomonedas bajo el algoritmo SHA-256.

Intel quiere hacer posible un minado de Bitcoin más eficiente

Foto por Kanchanara en Unsplash

Lógicamente, aún es muy pronto para saber si el nuevo chip de Intel cumplirá las expectativas; sin embargo, que ya se haya ganado la atención de Jack Dorsey, uno de los promotores más visibles del Bitcoin a nivel mundial, parece prometedor. Se esperan más detalles del "acelerador" en la International Solid State Circuit Conference, que se realizará en próximas semanas.

Si el hardware de Intel realmente disminuye el consumo energético del minado de Bitcoin (y las demás criptomonedas que usan el mismo algoritmo), podría ser un punto de quiebre para la adopción de las mismas.

Recordemos que en 2017 el minado de Bitcoin ya consumía más energía que 159 países, algo que se agravó con el paso de los años. Incluso durante el 2021, Suecia comenzó una campaña pública para que la Unión Europea prohíba el minado bajo el protocolo Proof of Work. Según las autoridades suecas, la electricidad necesaria para la minería de Bitcoin y Ethereum ya equivalía a la utilizada por unos 200 mil hogares.

NVIDIA ya hizo su parte

Intel no es la primera empresa en lanzar un componente dedicado exclusivamente al minado de criptomonedas. A comienzos del último año, NVIDIA presentó una nueva línea de tarjetas gráficas destinadas a la "minería profesional". Bajo el nombre CMP HX, el uso de las unidades se enfocó sobre Ethereum; y con su lanzamiento se intentó evitar que otras GPU de la marca desaparezcan de las tiendas por la fuerte demanda de mineros y especuladores.

Pero volviendo al nuevo chip de Intel, también será interesante ver cómo se acomoda su fabricación dentro de una cadena de suministros colapsada por la crisis de semiconductores. Sin embargo, la compañía confía en que no tendrá un gran efecto sobre la línea de producción. "Esta arquitectura se implementa en una pequeña pieza de silicio para que tenga un impacto mínimo en el suministro de productos actuales", explicó Koduri.