Los robots aspiradores han facilitado mucho el proceso de limpieza en el hogar. No obstante, todavía hay acciones que deben realizarse de forma manual. Por ejemplo, limpiar el depósito donde se acumula la suciedad, rellenar el tanque de agua en el caso de que el dispositivo incluya la opción de fregado o limpiar los cepillos y mopas. Roborock cree que este tipo de tareas no son trabajo del usuario, sino del aspirador y, en concreto, de su nuevo Roborock S7 MaxV Ultra y su base de carga multipropósito.

La nueva base, en concreto, permite cargar el robot aspirador y vaciar la suciedad acumulada del depósito, como el resto de dispositivos de la marca. No obstante, esta también es capaz de limpiar la mopa y rellenar el depósito del agua para la próxima sesión de limpieza. Todo ello, de forma automática. La compañía destaca, además, que algunos de estos procesos se realizan de manera simultánea. Por ejemplo, mientras la base limpia la mopa también realiza un proceso de auto-limpieza. El único paso que deberá hacer el usuario es vaciar la bolsa con la suciedad acumulada cada 7 semanas, así como rellenar el depósito de agua para que este pueda dispersarla al robot automáticamente cuando sea necesario.

Más allá de la base de carga multipropósito, el estrena un nuevo sistema de navegación llamado ReactiveAI 2.0. Este, en concreto, utiliza diferentes sensores ubicados en la zona frontal. Entre ellos, una cámara RGB y un escáner 3D (sensor LiDAR). De este modo, puede esquivar los obstáculos que se encuentra por el camino, incluso en condiciones de baja luminosidad. Los sensores, además, permiten que la detección del objeto sea mucho más precisa para limpiar alrededor sin tropezarse con el obstáculo o golpearse con el mobiliario del hogar. El sistema de navegación también es capaz de identificar el tipo de suelo para ajustar la potencia de succión, entre otros parámetros.

Los modos de limpieza y gregado del nuevo Roborock S7 MaxV Ultra

En cuanto a la limpieza, el Roborock S7 MaxV Ultra puede aspirar con una potencia de 5.100 Pa durante unos 180 minutos. También fregar hasta 300 metros cuadrados. Incluye, además, la tecnología VibraRise presente en otros dispositivos de la marca. Este sistema hace que el robot emita una vibración intensa para levantar y acumular la suciedad del suelo mientras friega. La mopa, además, puede elevarse automáticamente cuando pasa por una superficie que no debe ser fregada, como una alfombra.

El Roborock S7 MaxV llegará al mercado durante la segunda mitad de 2022. Podrá adquiriese con la base de carga multipropósito o con una base más sencilla, que únicamente incluye la posibilidad de cargar el robot y vaciar el tanque con la suciedad acumulada. El precio del Robot aspirador con la base de carga más avanzada es de 1.399 euros, mientras que la versión con la base estándar se podrá adquirir por 799 euros.