El metaverso ha sido uno de los grandes hitos de 2021. Mark Zuckerberg ha cambiado hasta el nombre de Facebook por Meta y quiere que esta sea el espacio principal para que la gente interactúe a través de sus avatares. Ahora parece que todo el mundo habla del metaverso y los que pueden subirse al carro lo hacen sin pensárselo dos veces. El último ha sido el Gobierno catalán, que ha lanzado este lunes su proyecto Catvers para que empresas, creadores y ciudadanos puedan utilizar este metaverso para comunicarse o para entablar relaciones laborales. 

El proyecto ha sido desarrollado por el Centro Blockchain de Cataluña y ha llegado en medio de polémicas. En primer lugar, porque es "un paso hacia la república digital", tal y como dijo el vicepresidente del Govern, Jordi Puigneró. No solo será un metaverso catalán desarrollado en Cataluña, continuó, e inspirado en la cultura catalana, "sino que además el idioma vehicular será el catalán. (...) La supervivencia de nuestra lengua pasa por su uso en el nuevo mundo virtual", subrayó. 

Más allá de las cuestiones políticas y económicas del metaverso catalán, el objetivo es convertir este espacio en una herramienta para fomentar la comunicación entre creadores, empresas y universidades. Desde hacer exposiciones hasta entablar conversaciones de negocios. Por ahora, la plataforma es gratuita pero Catvers será de pago a finales de febrero. Las tarifas todavía no han sido especificadas por los promotores.   

El metaverso catalán, uno más en la lista

Cataluña ha tirado por convertir su metaverso en una herramienta empresarial, pero no es el único gobierno que ha apostado por unirse a este mundo virtual. Barbados anunció en noviembre que abrirá una embajada en el metaverso, dentro de su acuerdo con Decentraland, uno de los espacios más conocidos. 

En este caso, el gobierno del micro-estado quiere que la plataforma sirva para trabajar con sus socios internacionales. "Para profundizar sus relaciones en la arena diplomática. Así como en las inversiones, negocios, turismo, industria cultural e interacciones entre la gente", afirmó en un comunicado. 

Barbados quiere abrir una embajada en el metaverso y Seúl una delegación del gobierno

El embajador de Barbados ante los Emiratos Árabes Unidos dijo en una entrevista con Coindesk que una de las ventajas de la embajada en el metaverso es que se pueden evitar desplazamientos en avión, lo que supone una ventaja medioambiental. También que muchas empresas pueden tener una experiencia inmersiva para ver qué servicios ofrece Barbados a nivel empresarial. En noviembre, el gobierno destacó que para el lanzamiento de su embajada virtual habían contratado asesoría legal porque su embajada en el metaverso crea precedentes únicos. 

Por su parte, el gobierno de Seúl, en Corea del Sur, anunció que quiere unirse al metaverso para "empezar a proporcionar un nuevo concepto de servicio público mediante el uso de la plataforma en su administración". A través de Metaverse Seoul, quieren cubrir todas las áreas de la administración, como turismo, educación o economía. Además, quieren ofrecer servicios como acceso a la oficina virtual del alcalde o consultas con avatares de funcionarios. 

El plan de Metaverse Seoul incluye cinco etapas, que finalizarían con el establecimiento total del proyecto entre 2025 y 2026. Para su propio metaverso, el gobierno local anunció una inversión de cerca de 3,3 millones de dólares. En el caso del metaverso catalán, el Govern anunció una partida presupuestaria de 400.000 euros para el Centro Blockchain de Cataluña, aunque para el metaverso catalán se han invertido entre 10.000 y 20.000 euros, según el centro. 

El metaverso quizá no sea la prioridad

David Cierco, director ejecutivo de Alianza Digital 2030, opinó que actualmente los gobiernos tienen que subirse a esta ola digital si no quieren quedarse añejos y antiguos. En entrevista con Hipertextual, Cierco explicó que el metaverso llama mucho la atención actualmente, pero que todavía está en un nivel de desarrollo inicial. Esto provoca que no sea una de las prioridades actuales en lo que respecta a la digitalización.

"Tenemos problemas de transformación digital de las pymes y la administración se ha digitalizado en gran medida pero tiene que innovar en los productos y servicios que ofrece. A nivel de empresas, hay un déficit de empresas tecnológicas, y en startups se está dinamizando mucho pero queda mucho por hacer", detalló. Los avances no tienen que venir en ese orden, aclaró, pero sin que se cumplan todos estos puntos es difícil avanzar. 

Por otro lado, las tecnologías tan novedosas como el metaverso están empezando a tener un impacto en la sociedad, dentro de una presencia ya existente de los mundos virtuales. No obstante, es una opción que sigue siendo minoritaria. "Los costes de participar en un metaverso también son altos, al menos si quieres la inmersión profunda que dice Facebook", añadió David Cierco.  

Eso no significa que los gobiernos no deban participar en esta conversación y tener presencia en ciertos entornos. Entra dentro del posicionamiento de marca de país, dijo Cierco, pero en el caso del metaverso con un impacto muy reducido en un avance de la ola de la digitalización.

"Son incursiones que entran dentro de lo anecdótico pero no está mal tener un pie en el futuro siempre y cuando lo construyas desde el presente. En el presente hay muchas cosas que hacer y el metaverso será una realidad de aquí a 5 años de alguna manera". 

David Cierco

La seguridad sigue siendo un reto

Otro de los retos puede ser también la seguridad en el metaverso, sobre todo si se trata de una plataforma que fungiría como un servicio público para los ciudadanos. En este contexto, hay aspectos que todavía no están regulados o que directamente se desconocen. "Yo creo que es un poco pronto para volcar la actividad de una administración en el metaverso", zanjó el director ejecutivo de Alianza Digital 2030.

En este sentido, los primeros retos en lo que respecta a la seguridad del metaverso ya han salido a la luz en el caso de Meta, aunque estos sean los mismos que los que ya ha sufrido Facebook anteriormente. Un artículo de The New York Times exponía varios casos de acoso sexual en el metaverso y la inacción de la plataforma. 

Al respecto, el abogado experto en derechos digitales Sergio Carrasco comentó a Hipertextual en un artículo anterior que el acoso en el metaverso recuerda a la problemática ya de sobras conocida; la de cómo frenar el acoso, la discriminación y el discurso de odio en redes sociales. "Lo que cambia es la cara que ve el usuario, no lo que hay detrás (...) El hecho de que se trate de metaversos, u otros casos como puedan ser realidad aumentada o virtual, no cambia lo que es el fondo del asunto", explicó. 

Un primer contacto del metaverso catalán

Centre Blockchain Catalunya

La iniciativa del metaverso catalán es una respuesta a un sistema económico al que se la han visto las carencias durante la pandemia. Así explicó Mònica Roca, presidenta de la Cámara de Comercio de Barcelona, la necesidad de hacer este sistema más resiliente y sostenible. "Tenemos que entender que esto va más allá de abrir un e-commerce o un perfil a redes", afirmó en la rueda de prensa de presentación de Catvers. 

Acelerar el proceso de digitalización de las empresas es una de las prioridades. Pero hacerlo a través del metaverso catalán sigue teniendo más de un hilo suelto. La presentación oficial de Catvers dejó entrever que era solo un primer contacto con este espacio al que todavía le queda mucho por desarrollar. Aún y así, algunos usuarios que han probado ya Catvers tienen dudas sobre su eficacia en un futuro. 

El gobierno catalán ha puesto en marcha una versión beta de la plataforma con el objetivo de que poco a poco vaya desarrollándose; y se autogestione a través de las tarifas que tendrán que pagar las empresas o universidades que quieran formar parte del metaverso catalán. El estado actual de Catvers muestra que todavía queda muchísimo por hacer para que pagar por entrar en el metaverso catalán sea beneficioso para instituciones o empresas.

'Está muy verde' 

"Creo que el proyecto está muy verde. Solo es una página muy simple y en inglés", opinó un usuario en un foro en el que varias personas probaron la plataforma. "Como resumen de mi opinión, el problema es que no queda clara su razón de ser. Y mucho menos en qué se gastarán 400.000 euros si utilizan una plataforma gratuita", escribió otro usuario. 

Los gobiernos que han apostado por crear su metaverso ven en estos espacios una oportunidad. Los expertos apuntan a que en 5 años, el metaverso habrá sido adoptado por prácticamente todos y que tendrá utilidades tanto económicas, como sociales o empresariales. El cómo llevar a cabo esta estrategia sigue teniendo muchos flecos sueltos. Y del mismo modo que el metaverso catalán está muy verde, también lo están los planes actuales en los que se invierten recursos para un fin todavía abstracto.