Con todos los fenómenos del cine ocurre igual. Cuando surge uno de ellos, una propuesta narrativa que se puede extender como una saga a lo Universo Extendido de DC o una clase de obras parecidas, las de superhéroes en este caso o las del tipo de zombis más famoso tras La noche de los muertos vivientes (George A. Romero, 1968), la comedia o incluso la parodia se aproximan. Por no hacer siempre lo mismo, los cineastas se ríen del género. También, desde su base, como El escuadrón suicida o, ahora, El Pacificador (James Gunn, 2021, desde 2022), disponible en HBO Max.

No estamos hablando de un planteamiento como la mayoría del Universo Cinematográfico de Marvel, en el que las aventuras de Iron Man (Robert Downey Jr.) y compañía se aderezan con cierto sentido del humor, sino de historias como Thor: Ragnarok (Taika Waititi, 2017), que ya pertenecen a la comedia propiamente dicha. Y la serie derivada sobre el antihéroe Christopher Smith de John Cena (Fast and Furious 9), como la película de James Gunn (Guardianes de la Galaxia) de la que procede, se encuentra inserta en el mismo espíritu genérico de la risa.

‘El Pacificador’: algo más que humor delirante

Los episodios “A Whole New Whirled” (1x01), “Best Friends, For Never” (1x02) y “Better Goff Dead” (1x03) demuestran que lo de El Pacificador era seguir la senda absolutamente desvergonzada de El escuadrón suicida. Y “The Choad Less Traveled” (1x04) no se queda atrás en ello. Pero, si los tres anteriores los había dirigido el propio creador de esta ficción televisiva, para el cuarto le cede las riendas a Jody Hill, un realizador con suficiente experiencia en productos humorísticos y, además, alguna en la acción de esa índole.

Basta constatar que antes ha dirigido La senda del taekwondo (2006), Cuerpos de seguridad (2009), dieciséis de los veintinueve capítulos que componen De culo y cuesta abajo (2009-2013), que desarrolló con Ben Best y Danny McBride, ocho de Vice Principals (2016-2018), la cual elaboró con el segundo, De caza con papá (2018) y otros ocho de los dieciocho que lleva Los Gemstone (McBride, desde 2019). De manera que debe de sentirse cómodo con los diálogos delirantes entre los protagonistas de El Pacificador y los duros enfrentamientos que viven.

DC | HBO Max

Tras los títulos, se permite el alarde audiovisual de un breve plano secuencia en el que mueve bastante la cámara para que resulte muy dinámico. El resto de “The Choad Less Traveled”, se ha decidido por la sencilla eficiencia de una planificación adecuada, cuyas imágenes ha editado Greg D’Auria (Star Trek: Más allá) con el mismo sentido. Las otras excepciones las hallamos en las escenas paralelas y en montaje alterno, que escapan del tono general para ocuparse de los dramas íntimos con canciones bien seleccionadas y una elocuente cámara lenta.

Entre los chistes certeros y el enigma de ciencia ficción

Una de las cosas más gratificantes de El Pacificador son los múltiples chistes que James Gunn ha metido sobre el mundo superheroico de DC, con la capacidad de arrancarnos carcajadas de la misma forma que las demás locuras en las conversaciones de esta gente desquiciada. O la parte del guion en que le propina una somanta de palos verbal al racismo como elemento dramático que es un primor. Y, en cierto momento, le da la ventolera de lanzarnos hasta un guiño imprevisto e hilarantemente cutre a los duelos del western que nos hace sonreír.

DC | HBO Max

Por otro lado, el enigma acerca de las Mariposas continúa pero, si en un principio simplemente no nos habían revelado de qué iba el asunto ni cuáles son sus intenciones y solamente su funcionamiento alienígena y su monstruosidad, lo que James Gunn se ha propuesto con el último giro inesperado en “The Choad Less Traveled” es poner en duda la amenaza que los protagonistas consideran real, y nosotros, como espectadores, con ellos. Así, lo que nos ofrece El Pacificador no se limita a su tremenda vena cómica, sino que también sabe intrigarnos con su misterio.